Clippers se llevan el festival ofensivo ante Warriors

Los de Doc Rivers se enfrentarán en la siguiente ronda a los Thunder.

Se planteaba como la serie más igualada de esta primera ronda y no ha defraudado. Clippers y Warriors se enfrentaban en busca del billete a la siguiente ronda en una eliminatoria marcada más por temas extradeportivos que por lo que ha pasado en la cancha, que ha sido mucho y muy bueno.

Y más aun cuando el séptimo partido, el que decide todo y anula lo hecho anteriormente, se convierte en una montaña rusa de subidas y bajadas. Y es evidente cuando tienes a los Warriors en una de las esquinas del ring. Son un equipo impredecible del que siempre queremos que den un paso más, pero es difícil valorar su aportación, en este caso marcada por la adversidad de la lesión de Bogut. Pese a todo Mark Jackson encontró en un quinteto muy pequeño la fórmula para competir ante los Clippers más sólidos de su historia.

Comenzaba el partido con los Warriors venciendo al finalizar el primer cuarto. Se fueron hasta los 34 puntos a base de triples y transiciones rápidas. No les daba tiempo a los Clippers a meterse en el partido cuando se vieron recibiendo más de 30 puntos en un período. Trataba Rivers de controlarlo, pero decidió que lo mejor sería sumarse a la fiesta y tensar el juego de los Warriors hasta que acabara por romperse por algún cabo.

Así fue como sucedió en el tercer cuarto, donde la aparición de J.J. Redick con 13 puntos fue letal para devolver el parcial del primer cuarto a los Warriors, volver a igualar el marcador y esperar al desenlace letal del último período. A falta de poco más de dos minutos el marcador mostraba distancias mínimas, en torno a uno o dos puntos. Entonces los Clippers se apuntaron un parcial de 8-2 cimentada en la superioridad física de su juego interior. De nada sirivieron los esfuerzos de Stephen Curry y Draymond Green. Los Clippers sellaban la victoria y continuaban un paso más dispuestos a hacer historia.

Se despidió Curry de la temporada anotando 33 puntos y repartiendo 9 asistencias y nos deja a todos los aficionados huérfanos de su talento y se infinita elegancia. Le acompañaron bien todos los titulares, pero en los Clippers brilló más la variedad de manos para sumar puntos. Cuatro jugadores por encima de los 20 puntos (Griffin, Paul, Crawford y Redick) y la victoria que se queda en el sur de California. Sterling lo verá desde casa.

Comentarios recientes