Washington Wizards golpea primero

Los de la capital dominaron de principio a fin a unos pobres Pacers.

Washington Wizards se adjudicó anoche el primer partido de las semifinales de la Conferencia Este, después de derrotar a domicilio por 102-96 a unos pobres Indiana Pacers, que siguen transmitiendo muchas dudas en estos playoffs. La superioridad en el rebote, el gran acierto desde el triple y un soberbio Bradley Beal (25 puntos, 7 asistencias, 7 rebotes y 5 robos), fueron las principales claves de los Wizards.

Ni la victoria en el séptimo partido frente a Atlanta Hawks parece haber cambiado la dinámica en la que entraron los Pacers hace más de un mes. Anoche los de Indianapolis volvieron a mostrar su peor cara y cayeron con todo merecimiento frente a Washington. Un negado Roy Hibbert, que no fue capaz de anotar ningún punto ni de capturar un sólo rebote, fue una clara muestra de la falta de confianza en la que hoy día viven los de Frank Vogel.

Sabedores de que su rival no pasa por su mejor momento, los Wizards salieron al partido con el cuchillo entre los dientes y dispuestos a dejar más tocados aún a los Pacers. Y gracias a un excepcional primer cuarto, en el que destacó un Trevor Ariza infalible con 11 puntos, los capitalinos pronto superaron la barrera de los 10 puntos, cerrando el primer cuarto con un claro 28-15 en el marcador.

Pese al duro golpe recibido en los doce minutos anteriores, los Pacers fueron capaces de reponerse y con un parcial inicial de 0-11 volvieron a poner el electrónico en un apretado 28-26. La contienda se niveló y durante varios minutos ambos conjuntos intercambiaron canastas, hasta que de nuevo apareció Trevor Ariza. El alero, con otros tres triples (6/6 en la primera parte), lideró una nueva escapada de los suyos, que se marcharon al descanso de nuevo con 13 puntos de ventaja.

Tras el descanso el ritmo de partido cambió y los Pacers fueron capaces de parar el peligro exterior de los Wizards. Pese a todo, los de la capital seguían llevando el mando del partido y la renta llegó a estar en 16 puntos (68-52) a falta de cinco minutos para el final del cuarto. Pero los Wizards sufrieron un cortocircuito ofensivo y sólo fueron capaces de anotar un punto en ese tiempo, circunstancia que aprovechó Indiana para acercarse en el marcador (69-62) al final del tercer acto.

Los Pacers estaban cerca de remontar, pero su juego no transmitía seguridad, lo que se contagió al público del Bankers Life Fieldhouse, que estaba más frio de lo habitual. Pese a sufrir de nuevo varios momentos difíciles, los Wizards fueron de nuevo capaces de recuperar una ventaja superior a los diez puntos, gracias a una gran racha de Bradley Beal y al trabajo en el rebote ofensivo de un sorprendente y peleón Drew Gooden. Indiana lo siguió intentando, aunque ya fue demasiado tarde y ni los triples a la desesperada de George Hill evitaron el merecido triunfo de Washington por 102-96.

En los Wizards destacó especialmente un soberbio Bradley Beal, con 25 puntos, 7 asistencias, 7 rebotes y 5 robos, y el gran trabajo bajo tableros de Marcin Gortat (12 puntos y 15 rebotes) y Drew Gooden (12 puntos y 13 rebotes). En los locales, Paul George (18 puntos, 6 rebotes y 5 asistencias) y David West (15 puntos y 12 rebotes) fueron los únicos que se salvaron.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes