Los propietarios NBA se reunen por Sterling

Con el 75% de votos a favor podrían obligarle a vender la franquicia.

El escándalo por las polémicas declaraciones racistas de Donald Sterling, dueño de los Angeles Clippers, todavía sigue muy vivo. La sanción de por vida que Adam Silver impuso al díscolo propietario podría no ser el único castigo, ya que una comisión de propietarios se ha reunido y podrían obligarle a vender.

Esta comisión de propietarios se reunió ayer miércoles por primera vez, con el claro objetivo en mente de acabar con la época de Sterling en la NBA. Los miembros que tomarán la decisión son el presidente del mismo, Glen Taylor (Minnesota Timberwolves) Micky Arison (Miami Heat), Jeanie Buss (Los Angeles Lakers), Clay Bennett (Oklahoma City Thunder), James Dolan (New York Knicks), Wyc Grousbeck (Boston Celtics),Peter Holt (San Antonio Spurs), Robert Saver (Phoenix Suns), Herb Simon (Indiana Pacers) y Larry Tanebaum (Toronto Raptors).

Según los estatutos de la NBA, Donald Sterling podría verse obligado a desprenderse de la franquicia angelina. Para que esto pase, valdría con que el 75% de los propietarios de las franquicias NBA votase a favor de esta medida.

Esta es la segunda vez que esta comisión se reune en las dos últimas semanas. El proceso para obligar a Sterling a que venda los Clippers tras sus imperdonables declaraciones racistas no es sencillo, pero la maquinaria de la NBA ya está en funcionamiento para que esto suceda lo antes posible.

Según Mike Bass, portavoz de la liga, uno de los principales puntos que se discutieron ayer fue el de la busqueda de un nuevo propietario. Entre los planes de esta comisión está el de reunirse de nuevo la próxima semana, ya que el asunto es algo peliagudo y necesita seguir un proceso lógico para que no se tome una decisión a la ligera.

De momento, el mando de la presidencia de los Clippers ha caído en manos de Andy Roeser, que ha obtenido una licencia de manera indefinida. Hasta que se resuelva el será él quién tome las decisiones de los angelinos.

Y en el caso de que finalmente salga adelante el proceso de venta sin que haya un comprador, sería el comisionado NBA, con Adam Silver a la cabeza, el que se hiciera cargo de la franquicia. Esto no es una situación nueva, ya que hasta hace no mucho la NBA ejerció de propietario de los New Horleans Hornets (ahora Pelicans).

La resolución de este caso, la conoceremos próximamente.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes