Indiana gana el primero a unos pobres Miami Heat

Los de Frank Vogel dominaron de principio a fin a los actuales campeones.

La final de la Conferencia Este arrancó anoche con una cómoda victoria por 96-107 de Indiana Pacers sobre Miami Heat. Los pupilos de Frank Vogel, que cuentan con el factor cancha a favor, se mostraron superiores a los actuales campeones durante los 48 minutos de juego.

Los Pacers están convencidos que con el factor cancha a su favor, sus opciones de estar en la final de la NBA son muy altas. Y anoche dieron el primer paso para que su plan se lleve a cabo, después de ganar sin apenas sufrimiento a unos Miami Heat que decepcionaron y que mostraron no estar a su mejor nivel.

El partido comenzó con un parcial de 0-7 para Indiana, que ya hacía presagiar por donde iba a ir el partido. Miami no sabía como parar el ataque de los de Indianapolis y pronto se vio diez puntos abajo (10-20) después del segundo triple consecutivo de Paul George. Pero antes de llegar al final del primer cuarto los de Spoelstra reaccionaron y se pusieron a sólo seis puntos (24-30).

Al inicio del segundo cuarto la cosa pareció igualarse y durante cinco minutos los intercambios de golpes fueron mutuos. Pero antes de llegar al descanso Indiana volvió a encontrar su mejor juego y se volvió a distanciar en el marcador. Al intermedio se llegó con un 45-55 que hacía justicia a lo visto hasta ese momento.

Los de Frank Vogel empezaron el tercer cuarto con la misma dinámica y poco a poco fueron abriendo una brecha aún mayor. La ventaja local llegó a ser de 18 puntos en el minuto 30 de partido (72-54). Mucho tenían que cambiar las cosas los actuales bicampeones si querían tener opciones. Pero en ningún momento Miami transmitió seguridad en su juego y a pesar de que el cuarto se cerró con un 70-83 en el marcador, todo hacía indicar que Indiana tenía el primer punto de la serie en su mano.

En los doce minutos finales, de la mano de LeBron James, los de Florida intentaron reaccionar y llegaron a bajar de los nueve puntos. Pero una falta flagrante de Mario Chalmers, que empujó a CJ Watson en el aire, cortó la reacción e Indiana volvió a tomar el mando del encuentro. Sin mucho sufrimiento, los pupilos de Frank Vogel se llevaron el partido por 96-107.

Roy Hibbert, con 19 puntos y 9 rebotes, y Paul George, que se fue hasta los 24 tantos, 7 asistencias y 4 rebotes, fueron los mejores en las filas locales. En Miami, LeBron James, con 25 puntos, 10 rebotes y 5 asistencias, y Dwayne Wade, que hizo 27 puntos, fueron los únicos que estuvieron a la altura de las circunstancias.

El segundo partido de la serie será el próximo martes y se jugará de nuevo en el Bankers Life Fielhouse de Indianapolis. Mucho tendrá que cambiar su actitud Miami para ese día si no quiere que la serie viaje con un 2-0 en contra a Florida.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes