Ginobili y Delfino no descartan ir al Mundial

Julio Lamas esperará hasta el final para saber si puede contar con ellos.

La magnífica generación de la Selección Argentina da sus últimos coletazos a nivel internacional y sabe que este verano con el Mundial de España de Baloncesto será una de las últimas oportunidades de seguir manteniendose en la élite. Por eso, Julio Lamas, seleccionador albiceleste, esperará hasta el final para saber si puede contar con Manu Ginobili y Carlos Delfino, dos jugadores claves en sus esquemas.

A poco menos de tres meses para que comience la cita mundialista, que este año se celebrará en España del 30 de agosto al 14 de septiembre, la selección Argentina sigue sin saber si contará con la presencia de todas sus grandes estrellas. Andrés Nocioni, Luis Scola y Pablo Prigioni ya han confirmado que si estarán, pero todavía quedan por despejar las dudas de Manu Ginobili y de Carlos Delfino.

Y esto sigue siendo un quebradero de cabeza para Julio Lamas, el técnico que intentará dirigir al éxito a la albiceleste en el Mundial de España de Baloncesto. "A Ginobili y a Delfino no se les reemplaza sólo con dos jugadores, hay que repartir el juego de ellos. Su presencia o no, va a modificar el resto de la convocatoria", ha admitido el técnico de 49 años de edad.

En el caso de Manu Ginobili, Julio Lamas se entrevistó con él el pasado mes de abril y éste le confirmó que tomará su decisión una vez acabe la temporada NBA. Y Lamas esperará el tiempo que haga falta para saber si puede contar o no con su gran estrella, ya que de él dependerá las opciones de Argentina en la cita mundialista.

Ginobili dejó claro recientemente que le encantaría volver a defender la elástica albiceleste, pero que dependerá de muchas cosas. "Se lo que es jugar un Mundial, tengo mucho aprecio por mis compañeros y me gusta compartir con ellos un torneo. Solo estoy pendiente de mis condiciones físicas y mentales para tomar una decisión. Y lo haré cuando acabe mi temporada en la NBA", admitió el escolta de los San Antonio Spurs.

El caso de Carlos Delfino es totalmente diferente al de Ginobili. El alero, que actualmente está en las filas de Milwaukee Bucks, fue operado del pie derecho el pasado mes de diciembre y desde entonces no ha vuelto a jugar un sólo partido. Actualmente, sigue su proceso de recuperación en la ciudad de Santa Fe, donde nació hace 31 años. Y ayer recibió la visita de Julio Lamas para saber como iba todo.

"Es un proceso lento y no quiero apresurarme a la hora de volver a las canchas. Pero ahora estoy empezando a hacer cosas que hace mucho que no hacía. He estado parado mucho tiempo, casi un año, y ahora por fin puedo trotar un poco y tirar a canasta, lo cual me despeja un poco. Esto me hace estar más tranquilo y empezar a ver la luz al final del tunel", ha declarado Carlos Delfino sobre su recuperación.

Por lo tanto, Argentina seguirá todavía un tiempo en vilo para saber si puede contar con dos jugadores que han sido básicos en los éxitos pasados del combinado albiceleste. Además, esta generación de jugadores formada por Ginobili, Scola, Prigioni y compañía, es veterana y saben que ya no les quedan muchas batallas por delante. El Mundial de España será una de las últimas oportunidades para disfutar de la mejor generación de la historia del baloncesto argentino.

Argentina quedó encuadrada en el grupo B del Mundial, que se jugará integramente en la sede de Sevilla. Sus rivales en esta primera fase serán Croacia, Grecia, Filipinas, Puerto Rico y Senegal.

Comentarios recientes