Miami Heat vence y se pone a una victoria de su cuarta final consecutiva

LeBron James superó a Michael Jordan como jugador con más partidos de playoffs de al menos 25 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias.

Miami Heat sigue con su modo apisonadora en estos playoffs y va camino de repetir la gesta de la temporada pasada. Los de Florida consiguieron la cuarta victoria de la serie en un partido que dominaron de principio a fin gracias a un LeBron James de record. El alero superó a Michael Jordan como el jugador con más partidos de playoffs consiguiendo al menos 25 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias con 74 choques haciéndolo. Sus números fueron claves para que los de South Beach se llevaran el encuentro por un 90-102 final que les pone a una sola victoria de repetir por cuarto año consecutivo en las Finales de la NBA.

Miami quiso poner las cosas claras desde el inicio y consiguió su primera ventaja importante gracias a un parcial de 8-0 de inicio made in Chris Bosh. El ala-pívot de los Heat anotó los primeros tantos del encuentro para recuperar sensaciones de cara a su más que probable vuelta a las Finales de la NBA tras este triunfo. A partir de este momento, todo el protagonismo fue a parar a LeBron James. El alero de los Heat continuó la buena racha de inicio de los locales para avanzar hasta los 10 de ventaja (13-23).

Indiana no encontraba su mejor juego pero se mantenía en el partido gracias a los lanzamientos desde la media y larga distancia con Paul George y David West como líderes. Sin embargo, los Heat no fallaban y conseguían anular a Roy Hibbert en el aspecto ofensivo porque el de origen jamaicano volvió a quedarse en 0 puntos. Los de Eric Spoelstra no dejaban que su rival se acercase demasiado en el marcador, y cuando lo hacían reaccionaban a base de penetraciones del actual MVP de las Finales. Se llegaba al descanso después de un intercambio de golpes entre ambos equipos con 5 de ventaja (44-49) para los locales.

La segunda parte no iba a ser diferente y continuó el recital de LeBron. El de Akron, gracias a sus contraataques, consiguió aumentar la ventaja hasta los 16 puntos de diferencia nada más comenzar la segunda mitad. El monólogo de LeBron continuó en el tercer cuarto y los actuales campeones abrieron un hueco que llegó a ser de 21 puntos mediado el último cuarto. Poco pudieron hacer los visitantes ante tal exhibición del 6 de los Heat y el juego coral de todo el equipo. A falta de poco más de 6 minutos, el partido ya estaba sentenciado con 22 de ventaja para Miami. Los Pacers intentaron a la épica apretar el partido e incluso llegaron a reducir la distancia hasta los 9 puntos gracias a la casta de Paul George y Lance Stephenson, pero no fue suficiente para derrocar a los actuales campeones, que estuvieron más que serios durante todo el encuentro. No podía ser otro que no fuera LeBron el que sentenciara el encuentro con un contraataque finalizado en 2+1.

Precisamente LeBron James fue el mejor estadísticamente hablando con 32 puntos, 10 rebotes y 5 asistencias y consiguió superar a Jordan como el jugador con más partidos de 25-5-5 en la historia de los playoffs. El alero de los Heat fue el gran artífice de la victoria pero se vio muy bien acompañado de su big three con (por fin) una buena actuación de Chris Bosh con 25 puntos y 15 de Wade. En los Pacers, con más corazón que otra cosa, Paul George acabó siendo el mejor con 23 puntos y 7 rebotes bien secundado por los 20 tantos y 12 capturas de David West. Lance Stephenson arregló sus números en los últimos minutos pese a su mal partido y acabó con 9 tantos. Hill y Scola se fueron hasta 15 y 12 respectivamente. Hibbert volvió a quedarse en 0 puntos en otro horrendo partido del pívot.

Los campeones se ponen a un solo triunfo de repetir presencia por cuarto año consecutivo en las Finales de la NBA. Indiana, a la épica.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes