Charlotte Hornets podría ser el nuevo destino de Omer Asik

Los texanos tienen que mover su plantilla si quieren hacerse con uno de los grandes agentes libres de este próximo verano.

Desde la llegada de Daryl Morey a los despachos de los Houston Rockets todo ha sido un ir y venir frenético de contratos y jugadores. Tras renovar a Omer Asik antes de empezar la temporada actual, ahora el equipo le busca salida para poder liberar espacio salarial de cara a negociar con los grandes agentes libres del mercado veraniego. El primer interesado en hacerse con los servicios del turco podrían ser los Charlotte Hornets, según cuenta Grantland.

Los Charlotte Hornets, que recientemente cambiaron su nombre y dejaron atrás a los Bobcats, habrían sido los primeros en preguntar por la situación el pívot para añadir más fuerza a su juego interior. Además, los Hornets podrían utilizar para el traspaso del jugador una de varias primeras rondas de draft a cambio, que sería lo que demandaría Houston. Los de Carolina tienen poco más de 43 millones de dólares comprometidos, por lo que tendrán el dinero suficiente como para firmar a este jugador, que pasa a cobrar 14 millones la próxima campaña y sería el principal motivo por el que los Rockets querrían deshacerse de él.

Asik ha estado siempre en el foco de todas las miradas por su elevado sueldo para el próximo año y más tras la llegada de Dwight Howard, que le ha relegado al banquillo pese a que el europeo ha seguido rindiendo a buen nivel. El equipo de Texas le ha buscado durante esta temporada un traspaso e incluso llegó a sonar para ser enviado a los New York Knicks. Sin embargo, esto no fructificó y ahora los Rockets se ven con el agua al cuello en el tema salarial.

Otro de los jugadores de la plantilla que está en una situación similar es Jeremy Lin. El base firmó exactamente el mismo contrato que su compañero y ahora los Rockets quieren darle puerta tras haber exprimido sus mejores años a un precio razonable. El base también entró en las cábalas para volver a Nueva York, pero todo quedó en un rumor.

Los Celtics podrían haberse interesado también en las peticiones de los Rockets, pero estos podrían emplear la trade exception del traspaso de este verano con Paul Pierce y Kevin Garnett de por medio para obtener al jugador sin entregar ningún activo físico o rondas de draft a cambio, lo que sería un negocio perfecto para ambos. Houston recibiría el espacio salarial que necesitan y los Celtics a un pívot de garantías.

Comentarios recientes