El partido más caliente de las finales

Un fallo en el aire acondicionado hizo del AT&T Center una autentica sauna.

El calor en el AT&T Center fue insoportable/vavel.com
El calor en el AT&T Center fue insoportable/vavel.com

El primer partido de las finales de la NBA entre San Antonio Spurs y Miami Heat, estuvo marcado por un fallo en el aire acondicionado, que convirtió el AT&T Center en una verdadera sauna. Las temperaturas superaron en algunos momentos los 30º y pudieron ser un factor clave en los problemas físicos de LeBron James.

Una de las cosas que marcó este primer duelo de las finales NBA fue algo ajeno al baloncesto, pero que acabó siendo decisivo en el desarrollo del mismo. El sistema de aire acondicionado del AT&T Center no funcionó por culpa de un fallo eléctrico e hizo que el partido se jugase en un ambiente de calor en muchos momentos insoportable.

A medida que los minutos pasaban, el calor era cada vez mayor en el pabellón. Incluso en el tramo final del encuentro la temperatura llegó a alcanzar los 33 grados, lo que provocó que el desarrollo del partido se viese condicionado por esto. Los jugadores ante ese ambiente vieron como su cansancio era mayor y como alguno lo acusaba más que otros.

Además, según parece, los problemas físicos de LeBron James, que le impidieron jugar los últimos minutos del partido, pudieron estar provocados por esta circunstancia. El alero estrella de Miami Heat y cuatro veces MVP de la temporada regular, pudo sufrir un proceso de deshidratación, lo que le llevó a sufrir los calambres en sus piernas.

Comentarios recientes