Un gran Unicaja vence y fuerza el cuarto partido

Al igual que en la otra serie de semifinales entre Valencia y Barcelona, en ésta también disfrutaremos de un cuarto duelo.

El Unicaja Málaga ha confirmado las buenas sensaciones que ya dejó en el Palacio de los Deportes y, ha derrotado al Real Madrid por un contundente 88-75. Los de Joan Plaza han sido muy superiores a los blancos en la segunda parte y han llegado a ir ganando por hasta 24 puntos. El jueves a las 20:15 horas, el cuarto partido de esta semifinal de los playoffs ACB

Ya avisaron en los dos primeros partidos, disputados en el Palacio de los Deportes y, hoy el Unicaja Málaga ha demostrado que ha llegado a estos playoffs ACB en un gran momento de forma. Visto lo visto y aunque está difícil (nunca antes se ha remontado un 2-0 en las eliminatorias por el título), no sería nada descabellado el ver a los malacitanos en la gran final.

Con el Martín Carpena presentando un lleno hasta la bandera, arrancó el tercer partido de esta serie con mucho ritmo. Los visitantes no se dejaron amilanar por el ambiente y llevaron la iniciativa en el marcador en los primeros compases del encuentro (11-17). Pero a pesar de que no había sido el arranque esperado, el Unicaja supo mantener la cabeza fría y se fue al final del primer cuarto sólo un punto abajo (24-25).

El intenso ritmo de juego vividos en los primeros diez minutos fue la misma tónica que marcó el segundo cuarto. Ambos equipos estaban muy acertados de cara al aro y los golpes en un lado y otro de la pista eran constantes. Antes de llegar al descanso, los locales apretaron los dientes en defensa y dieron un estirón en el marcador (50-42). Al intermedio se llegó con un resultado de 50-45.

El Madrid salió de vestuarios con las ideas claras y con un triple de Mirotic puso el 50-48. Pero esto no fue mas que la antesala del arranque definitivo de los malagueños. Con un parcial de 14-0, los pupilos de Joan Plaza pusieron tierra de por medio (64-48) y dejaron el partido encarrilado. Los blancos intentaron reaccionar, pero al final del tercer acto se llegó con un contundente (75-55). El Unicaja había roto el partido con un parcial total en estos diez minutos de 25-10.

El pabellón malacitano era una autentica fiesta. El público disfrutaba con el recital de los suyos y cada acción era vitoreada. El Unicaja llegó a tener hasta 24 puntos de ventaja (83-59) ante un Real Madrid que estaba tocado y hundido. Los últimos minutos sólo sirvieron para que los blancos pudiesen maquillar el marcador hasta el 88-75 final.

El cuarto partido se jugará este jueves a las 20:15 horas y los malagueños buscarán seguir soñando y devolver la serie a Madrid.

Comentarios recientes