Shane Battier se retira

Según varias fuentes el alero habría decidido ya colgar las zapatillas y retirarse de la NBA tras 13 temporadas en la élite.

Shane Battier habría tomado ya la decisión de retirarse tras la derrota de Miami Heat anoche en las Finales de la NBA. Según varias fuentes estadounidenses, el alero abandonará el baloncesto en activo tras 13 temporadas en la élite, en los que ha logrado dos anillos de campeón.

Shane Battier será recordado entre otras muchas cosas por ser uno de los mejores defensores de la NBA en la última década. El alero ha disputado 13 temporadas divididas entre tres equipos distintos. Formado en Duke, fue campeón universitario en 2001 junto a otros jugadores NBA como Jayson Williams, Carlos Boozer, Mike Dunleavy Jr. o Chris Duhon. Tras aquella temporada, en la que fue nombrado para el mejor quinteto de la temporada NCAA, fue seleccionado en la 6ª posición del Draft.

Los Grizzlies fue su destino, donde compartió puesto de novato con Pau Gasol, posteriormente su mejor amigo en el vestuario. Evolucionó su juego desde el puesto de cuatro al de tres y supo revertir sus limitaciones y especializarse. Mejoró considerablemente su lanzamiento de tres puntos y pasó a ser su mayor arma, unido a una capacidad defensiva en progresión. Dotado de un gran físico (2,03, gran envergadura, fibroso y rápido), pasó a ser uno de los jugadores mejor considerado por lo entrenadores.

En 2006 salió traspasado a los Rockets a cambio de los derechos de Rudy Gay y en este equipo alcanzó sus mejores años a nivel individual. convirtiéndose en uno de los mejores defensores de la NBA en su puesto. Se convirtió en el referente defensivo exterior de un equipo que contaba con Tracy McGrady y Yao Ming como estrellas y formó parte de los Rockets de 2008 que ganaron 22 partidos consecutivos a las órdenes de Rick Adelman.

En estos años logró sus mejores hitos individuales. Fue seleccionado en dos ocasiones para el segundo mejor quinteto defensivo y dejó actuaciones importantes ante jugadores como Kobe Bryant. En Febrero de 2011 volvió a los Grizzlies, donde jugó media temporada antes de embarcarse en el proyecto de los Heat. Llegó tras las primeras Finales perdidas y su aportación en los Playoffs y las Finales de 2012 resultaron cruciales.

Tras aquel llegó otro título más, el de 2013 con un protagonismo mucho menor, aunque dejó un gran séptimo partido ante San Antonio. A lo largo de esta última temporada ya decidió que su papel en la NBA había llegado a su fin y tras disputar sus terceras Finales, ha decidido poner fin a una carrera ejemplar. Ahora medita si dedicar su vida a los banquillos, los despachos o incluso la política. En su momento se dijo que sería el primer afroamericano en ser Presidente de Estados Unidos. Veremos si enfoca su retiro a la política o sigue ligado al baloncesto.

Comentarios recientes