Dante Exum, el gran misterio del Draft

No ha jugado en la NCAA ni en un club profesional, pero sus grandes actuaciones internacionales con las categorias inferiores de Australia son su gran aval.

El australiano Dante Exum, de 18 años de edad, está considerado como uno de los mejores jugadores del mundo en su categoría. No se ha probado a nivel de clubs, pero sus soberbias actuaciones internacionales le han convertido en uno de los objetos de deseo más cotizados de cara a este Draft 2014.

La mejor carta de presentación de Dante Exum es el Campeonato del Mundo U-19 que hizo el verano pasado en Praga. El australiano llevó a su selección al cuarto puesto y fue elegido en el mejor quinteto del Campeonato gracias a sus 18,2 puntos, 3,8 asistencias y 3,6 rebotes. Además, en esta cita se convirtió en el verdugo de España en el partido de cuartos, donde con 33 puntos, 5 rebotes y 6 asistencias acabó con las ilusiones de los nuestros.

Los expertos dicen de él que es un jugador con una buena capacidad atlética y muy versatil, ya que puede jugar tanto de base como de escolta. Además, le señalan como uno de los jugadores con más potencial de todo este Draft 2014.

Su mayor virtud en ataque es su enorme capacidad para producir puntos. Su manejo del cuerpo es muy bueno, lo que hace de él un gran finalizador cuando encara la canasta con decisión. Pese a no ser un tirador puro, tiene un gran rango de tiro, ya que puede anotar desde casi todas las zonas de la cancha.

Tiene un buen manejo de balón, lo que le proporciona la capacidad de crearse sus propios tiros. Eso sí, debe mejorar mucho en su toma de decisiones, ya que muchas veces fuerza las situaciones, lo que hace que sus porcentajes en el tiro disminuyan mucho. Pero esto último es algo que en lo que debe progresar con el paso de los partidos, ya que todavía es muy joven.

Sus buenas capacidades físicas y atléticas hace de él un buen defensor. Ha mostrado ser muy activo en su defensa y sus largos brazos le permiten abarcar mucho espacio, lo que le convierten en un buen ladrón de balones.

Los que le conocen, dicen que tiene una gran actitud y que siempre está dispuesto a aprender y mejorar en su juego. Esto, sumado a sus grandes cualidades para el baloncesto le convierten en un proyecto de jugador muy interesante.

Las grandes dudas en torno a Exum aparecen a nivel competitivo. El australiano no se decidió a dar el paso a la NCAA y continuó jugando esta temporada en el Instituto Australiano del Deporte, de donde en su día salieron jugadores como Andrew Bogut o Patty Mills. Sus actuaciones con las categorías inferiores de Australia y su papel en el Nike Hoop Summit 2013 (16 puntos, 3 rebotes, 2 asistencias y 2 robos en la victoria de los jugadores internacionales frente a Jabari Parker, Julius Randle y compañía), son sus principales cartas de presentación.

Por último, a Exum le falta acabar de definir su posición en la pista. Para ser base debe mejorar mucho su manejo de balón y su toma de decisiones, ya que no es un gran pasador y pierde muchos balones. Y para ser escolta debe mejorar mucho la consistencia de su tiro exterior, ya que pese a poder anotar desde fuera, no ha demostrado der muy regular en esta faceta del juego. Además, su flojo porcentaje en los tiros libres (66% en los campeonatos con Australia) también van en su contra.

Pero pese a ser uno de los jugadores más misteriosos de este Draft y con menos experiencia a nivel competitivo, Exum es muy valorado por los ojeadores de la NBA. El australiano tiene muchas posibilidades de salir elegido entre los cinco primeros y salvo hecatombe, será un fijo en el Top-7.

Comentarios recientes