Los Rockets no ejercen su opción sobre Parsons

Los Rockets planean utilizar el espacio salarial de Parsons para atraer a alguno de los agentes libres más importantes del verano.

Houston Rockets continúa trabajando para crear su particular Bih¡g Three tejano liberando masa salarial. La franquicia ha decidido no ejercer la opción que se reservaba sobre el último año de contrato de Chandler Parsons, que pasará a ser agente libre restringido.


La prioridad en este mercado de agentes libres para Houston Rockets es crear el suficiente espacio salarial para acometer la llegada de otra estrella de la NBA. Ya lo hicieron el pasado verano con la llegada de Dwight Howard, que se unía así a James Harden, y este verano tienen en mente firmar al menos a un jugador de primer nivel de la liga. Para ello necesitan seguir liberando espacio salarial, medida que parecen haber tomado con Parsons.

Houston ha decidido no ejercer su opción sobre el cuarto año de contrato de Parsons. Al jugador le restaba por cobrar 964.000 dólares por este año, pero de esta manera el equipo se ahorra esta cantidad y el jugador pasaría a ser agente libre restringido. Esto significa que los Rockets se guardan la opción de igualar cualquier oferta que llegue por el jugador o acometer una renovación y traspaso, bien a cambio de poco o nada o bien con algún jugador con contrato en vigor.

En el caso de perder a Parsons a cambio de nada (recibir salarios no garantizados o rondas del Draft), los Rockets liberarían espacio salarial para tratar de convencer a algún agente libre estrella de aterrizar en Houston. El principal objetivo sería Carmelo Anthony, la estrella libre más dispuesta a abandonar su actual equipo. Pero los Rockets no cierran la posibilidad a Lebron James, aunque en este caso parece más complicado sacarle de Miami.


En el segundo caso, Houston podría renovar a Chandler Parsons por el que será su valor de mercado (contrato de entre 8 y 12 millones por temporada) e incluirlo en un hipotético traspaso por algún jugador con contrato en vigor con pretensión de cambiar de aires. Sería sobre todo el caso de Kevin Love, usando por tanto a Parsons como moneda de cambio.

Este sería el segundo movimiento de la dirección deportiva de los Rockets en esta dirección tras el traspaso a Omer Asik a los Pelicans a cambio de rondas del Draft.

Comentarios recientes