El plan B de los Rockets pasa por Chris Bosh

Si los tejanos no logran su objetivo principal, convencer a Carmelo Anthony, pondrían toda la carne en el asador por el hasta ahora jugador de Miami Heat.

Houston Rockets ha dejado claro en multitud de ocasiones que su principal objetivo este verano en el mercado de agentes libres es fichar a Carmelo Anthony. Pero esta opción cada vez parece más remota y los Rockets ya han empezado a trazar un plan b. Y ese plan, al parecer, pasaría por el fichaje de Chris Bosh.

Los Rockets siguen manteniendo vivas sus esperanzas de firmar a Carmelo Anthony, pero al parecer, esta opción es cada vez menos posible. Por ello, en Houston no se han quedado con los brazos cruzados y ya han empezado a hablar con otros agentes libres. Y uno de ellos es Chris Bosh, hasta ahora pívot titular de los Miami Heat.

Se podría decir que Chris Bosh es el Plan B de los Rockets. En Houston están convencido de que el fichaje del ex de la Universidad de Georgia Tech aportaría mucho al equipo. Bosh es un jugador interior, pero con buena mano desde fuera y con tendencia a moverse en ataque por posiciones exteriores, por lo que cumple el perfil ideal para acompañar a Dwight Howard.

Es decir, Bosh cumpliría el perfil de jugador totalmente opuesto al que han tenido en Houston este año con el turco Omer Asik (ya traspasado a New Orleans Pelicans). El encargado de asumir el papel de interior abierto en este 2013-14 ha sido Terrence Jones y lo ha hecho además muy bien (12,1 puntos, 6,9 rebotes y 1,3 tapones). Pese a ese buen año de Jones, los Rockets consideran que Bosh podría aportar mucho más al juego del equipo.

Pero el gran problema para Houston en el fichaje de Bosh sigue siendo la presencia de Miami Heat. Los de Florida siguen estando muy interesados en renovar el contrato del pívot y según algunas fuentes, Pat Riley, presidente de la franquicia, tiene planeado reunirse de nuevo la semana que viene con su "Big Three", es decir, con el propio Bosh, con LeBron James y con Dwayne Wade. Eso sí, "King James" ya ha dejado claro que quiere cobrar el máximo permitido, por lo que las otras dos partes deberían aceptar bajarse su salario.

Comentarios recientes