Pau o Dirk, esa es la cuestión

Dos figuras, dos cracks, dos All Star. Es muy difícil elegir a uno de los dos. Por su talento, por su competitividad, por su clase. Dirk y Pau, son historia NBA.

Un duelo emocionante entre ambos.
Un duelo emocionante entre ambos.

El catálogo de ala-pívots NBA es muy extenso. En la historia, gente como Charles Barkley, Karl Malone o Shawn Kemp han dominado la Liga durante muchas temporadas. Jugadores que saben jugar de espaldas y además atacar el aro con dureza desde fuera. Buenas manos como tiradores de media y larga distancia y alma de reboteadores en potencia, reyes de los tableros noche tras noche.

Un poquito especiales han sido los jugadores de las últimas temporadas. Kevin Garnett o Tim Duncan son Hall of Famers asegurados. Y el de los Spurs continúa llevando a su franquicia al anillo y alrededores actualmente, con casi 40 años. Pero además, Blake Griffin o Kevin Love sobresalen en la actualidad.

Sin embargo, por lo complicado de su estancia, merecen una mención significativa esos europeos que cruzan el charco para competir en la mejor liga del mundo. No es fácil el cambio, la adaptación a un nuevo continente, a un estilo de vida diferente y a competir con físicos bestiales contra los que es muy difícil luchar.

Este selecto club aúna varias figuras, pero hay que destacar a dos de ellos. El alemán, Dirk Nowitzki y el español, Pau Gasol. Dos genios que han sabido llevar a sus respectivos equipos al campeonato y que se han convertido en dos de los europeos referencia de la historia de la NBA.

La batalla de los dos jugadores desde que confluyeran en la liga ha sido muy intensa. Ya venían los duelos entre ellos desde los veranos con la selección. Misma posición, estilos parecidos y unos contra uno por ser el mejor.

El español cayó de pie en Memphis. Los Grizzlies, antes en Vancouver le eligieron en el número 3 del Draft 2001. Desde su llegada, como rookie se erigió como el líder y le dieron la llave de la ciudad. Cerca de 20 puntos de media en sus cinco campañas en Tennessee le llevaron a firmar un gran contrato por conseguir un anillo. Rookie del Año, entre otros ítems, fueron su carta de presentación. Nada más llegar a Los Ángeles, como oro y púrpura, acompañado de Kobe Bryant concedió dos anillos a la afición del Staples. Además, el catalán estuvo en sus números próximos al 20-10 como laker y acudió 4 veces al All Star. Ahora, los Bulls van a apurar los últimos años de Pau, con 34 años, para que ayude a Rose y compañía en la conquista.

Por su parte, Dirk ha creado una historia. Fiel a su equipo, fiel a sus colores, el alemán ha renovado a las órdenes de Mark Cuban, descartando algunas ofertas muy tentadoras para el 41 mav. Muchos le sitúan en el Top1 de jugadores europeos en la historia. A Dirk le costó un poco más que al español entrar en la Liga. El primer año, como número 9 del Draft fue inmediatamente traspasado de Milwaukee a Dallas, donde ha forjado una leyenda. Año tras año siendo el buque insignia en el American Airlines Center. All Star temporada tras temporada. Más de 20 puntos, buzzer beaters, un mago del clutch time, un dominador. Su fadeway, su habilidad para botar el balón y tirar de 3 con una altura de 2,11. La posibilidad de sacar a su defensor muy lejos del aro, y además de arruinarle la existencia en las cercanías de éste le han convertido en una potencia poco a poco.

https://www.youtube.com/watch?v=1cM3JDKcesk

Contra gustos no hay nada escrito, queda preguntarse. ¿Alemania o España? ¿La pintura o el multiusos exterior? ¿Dirk o Pau?

1. Ir a Bet365

Ir a Bet365

2. Abre tu cuenta

Abre tu cuenta

3. Ver partido

Ver partido

Todo lo que necesitas es una cuenta con fondos - 18+