Abdul-Jabbar defiende a Levenson "No es racista, quería vender abonos"

Uno de los jugadores NBA más influyentes de la historia se pone a favor del propietario de los Hawks "sólo es un hombre de negocios".

Kareem Abdul-Jabbar ha salido en defensa de Bruce Levenson en su columna de la web de la revista TIME. El propietario de los Atlanta Hawks se ha visto envuelto recientemente en un presunto escándalo racista que ha provocado que él mismo renuncie a su puesto y prometa vender la participación que posee del equipo a la vez que pedía perdón "por mandar el mensaje equívoco de que en la organización preferían a los aficionados de raza blanca por encima de los de raza negra".

Kareem cree que Levenson no es un racista y podría defender mejor su reputación

Si bien el polémico correo electrónico que ha obligado al arrepentido Levenson a vender su participación en los Hawks no está dando tanto que hablar como la llamada telefónica que salió a la luz de Donald Sterling a su presunta amante, la modelo Vivian Stiviano, -en la que le pedía que no se fotografiara con personas de raza negra en sus partidos, que provocó una abalancha en su contra por parte de periodistas, aficionados, propietarios, jugadores, entrenadores y la propia NBA- a Abdul Jabbar le sorprende que se haya presionado al dueño de los Hawks a hacer lo mismo y deshacerse de su parte de la franquicia. Para la leyenda viva de los Lakers, cuyas columnas en TIME siempre aportan un punto de vista distinto e iluminan de una forma crítica y reflexiva la actualidad de la NBA, Bruce Levenson sólo es "un hombre de negocios preocupado por vender más abonos de temporada".

Jabbar afirma en su columna editorial que en la posición de un hombre de negocios, hoy en día es muy común que los responsables de la estrategia comercial de las grandes empresas se preocupen por saber a qué segmentos de los consumidores les llega su producto, para incluír en sus anuncios publicitarios y en sus acciones de comunicación social a personas de varias razas. La pluralidad vende porque llega a más personas, que se sentirán identificadas con el susodicho anuncio y mostrarán mayor predisposición para 'comprar' el producto.

Esa es la razón por la que Bruce Levenson se preocupaba de que el 90 % -porcentaje que no se ha comprobado si atiende a opiniones o a hechos- del público de los partidos en el Phillips Arena fuera de raza negra, así como las animadoras del equipo también lo fueran, y los conciertos de música en directo que se organizaban después y antes de los encuentros fueran de Gospel o Hip Hop, estilos de música dominados por artistas de raza negra, así como las Kiss-Cam se centraban en parejas de raza negra -lo que por otra parte es normal si en las gradas hay 'un 90 %' de aficionados de raza negra-. El propietario de los Hawks no habría mandado aquel desafortunado correo electrónico, según Abdul-Jabbar, de no haber sido por que las ventas de abonos de temporada para ver al equipo no mejoraban.

"Si la franquicia hubiera vendido todos los abonos, aunque no fuese ni un caucásico al partido, Levenson no se habría preocupado por ello"

Levenson mandó un polémico e-mail a Danny Ferry en 2012 que ahora ha salido a la luz

Confiesa Abdul-Jabbar que le sorprende la rapidez con la que Levenson ha entonado el 'mea culpa' pidiendo disculpas a diestro y siniestro y ha prometido vender su participación, apartándose para siempre del equipo de Georgia. Para 'The Skyhook', Levenson actuó tal y como haría cualquier hombre en su posicion, preocupándose con diligencia por las razones por las que no se vendían abonos de temporada. En lo único que se equivoca, según Abdul-Jabbar, el todavía propietario de los Hawks es en creer que los aficionados blancos estaban de alguna forma intimidados por la mayoría de raza negra, y en admitir que estaba mandando un mensaje con alto contenido racial, cuando precisamente en el fondo su verdadera intención era atraer mayor diversidad de clientes, creyendo que estaban 'encasillándose' entre la población de raza negra.

Comentarios recientes