Francia nos da una histórica cura de humildad

Una España irreconocible cayó ante una organizada y disciplinada Francia por 65-52. El partido se atascó desde el minuto uno.

Gasol lucha un rebote durante el partido
Gasol lucha un rebote durante el partido

No ha podido ser. España cae eliminada con todo merecimiento en cuartos de final del Mundobasket 2014 del que era anfitriona y una de las favoritas, contra Francia, y dando una imagen que nada tiene que ver con lo visto en primera fase y octavos de final. La afición pidió la dimisión del seleccionador Juan Antonio Orenga, y el hastag #OrengaDimisión era Trendic Topic en España a los pocos minutos de terminar el encuentro, que ha teminado 66-52 y que supone una de las derrotas más duras, si no la más, que se le recuerdan a la mejor generación baloncestística de nuestra historia. Desde que Orenga es seleccionador España ha perdido todos los partidos ajustados que ha disputado.

El rebote y los fallos en tiros exteriores fueron las claves del encuentro. España salió sin intensidad y endosó un 11-2 inicial del que a la postre no se pudo levantar en todo el partido. Mientras la selección española tuvo otra noche para olvidar en acierto con los triples y anotó menos de un 10 % de sus lanzamientos (2/22) mientras que Francia acertó un 6/24, que tampoco es 'nada del otro mundo'. En cuanto al rebote, Francia atrapó 50 (16 ofensivos) por 28 de los españoles (sólo 8 en ataque), lo que refleja una evidente falta de intensidad por parte del equipo local.

La poca presión en la lucha por el rebote se sumó a una mala noche de Serge Ibaka (-12 con él en cancha) y Marc Gasol (-14 con él en la pista) con sus tiros. Si fallas al menos atrapa el rebote. Entre los dos interiores apenas lograron 5 puntos en 14 lanzamientos, quedándose cada uno con una canasta de siete intentos, el mismo porcentaje con el que terminó Ricky Rubio, otro de los que se esperaba mayor aportación ofensiva.

Cabe recordar que Marc Gasol, que estuvo totalmente fuera del partido, tuvo que marcharse a Barcelona el martes para asistir al nacimiento de su primera hija. Sin embargo, es deber del seleccionador y sus asistentes pensar alguna alternativa por si se daban estas circustancias, como hubiera sido dar entrada a un buen reboteador como Felipe Reyes, que no jugó ni un segundo.

Los únicos jugadores que estuvieron acertados en el cuadro que dirige -todavía- Juan Antonio Orenga fueron Pau Gasol, que se marchó con 17 puntos, 8 rebotes y 3 tapones y Juan Carlos Navarro, con 10 puntos.

La selección francesa realizó un trabajo defensivo encomiable y supo manejar a la perfección los tempos del partido, utilizando perfectamente los tiempos muertos y las faltas para cortar cualquier buen ritmo de anotación de los españoles. Destacaron Boris Diaw, con 15 puntos y Thomas Heurtel, con 13.

Para Juan Carlos 'La Bomba' Navarro la derrota es justa y la interpreta como una cura de humildad. El escolta del Barcelona y uno de los capitanes de este equipo admitía a pie de cancha que el equipo no había preparado éste partido lo suficiente.

"Hemos salido a la cancha creyéndonos ya en la Final"

La última vez que España anotó 52 o menos puntos jugando en casa, también fue contra Francia, cuando perdimos en Barcelona por 50-59 en abril de 1958.

España no anotaba tan poco desde el año 1968, cuando perdimos contra Estados Unidos 46-81.

Comentarios recientes