Así ha sido el camino de Serbia hasta la Final

El despertar de Teodosic y el desparpajo de Bogdanovic junto con las garantías en el juego interior han convertido a Serbia en finalista.

Los serbios no tuvieron un buen comienzo y poco a poco se fueron asentando en este Mundobasket hasta alcanzar la final del domingo.

Ya avisaba Djordjevic antes del Mundial cuando dijo que esperaba ganar una medalla aunque no podía exigir nada a su equipo. Serbia quedó encuadrada en el Grupo A junto a España, Brasil, Francia, Irán y Egipto y los balcánicos sólo consiguieron la victoria frente a los dos últimos clasificándose en cuarta posición y teniendo que afrontar los octavos de final por la parte difícil del cuadro. No estuvo bien Teodosic en la primera fase del torneo donde parecía no encontrarse a gusto y eso se notó en las derrotas frente a los rivales directos en la lucha por la clasificación.

Serbia llegaba a los octavos de final habiendo ganado sólo dos partidos ante dos selecciones de menor nivel como Irán y Egipto y se enfrentaba a la invicta Grecia que había arrasado en un Grupo B donde también se encontraban Argentina o Croacia. A partir de aquí comienza el despertar de Teodosic y por ende el de los serbios. Grecia parecía favorita pero estuvo todo el partido a remolque de una Serbia que supo hacer bien su trabajo anulando el juego interior griego con un gran Bjelica y machacando desde fuera ante la defensa zonal griega para imponerse 90-72 y dejar claro que Serbia resurgía.

Los cuartos de final les cruzó con Brasil, contra quien cayeron (73-81) en la fase de grupos. Los sudamericanos eran los favoritos y una de las grandes revelaciones de este Campeonato del Mundo pero Serbia demostró una vez más por qué es la heredera de esa Yugoslavia campeona. Dominaron el partido desde el primer minuto ante el empuje de los brasileños y se confirmaron como una de las favoritas para las medallas después de una gran lección táctica por parte de Djordjevic.

En semifinales la suerte los cruzó con Francia. El último enfrentamiento fue días antes donde los franceses ganaron por un punto gracias a una falta de Raduljica en el último segundo. Una vez más un gran Teodosic (promedia 14 puntos y 4.1 asistencias) acompañado de Bogdanovic (11.6 puntos) aseguraron la medalla para los balcánicos. La final será contra Estados Unidos, a priori favorita, pero siempre hay que respetar a Serbia porque ha demostrado que son capaces de ganar a cualquiera.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes