Carmelo: "Soy la superestrella más infravalorada de la NBA"

El jugador admitió a Chris Broussard que se considera el jugador menos reconocido de entre todas superestrellas de la NBA, pese a su actual salario.

Es difícil establecer un límite entre cuándo está un jugador sobrevalorado o infravalorado. Carmelo Anthony, la estrella de los New York Knicks, se considera a sí mismo el superestrella de la NBA más infravalorada, pese a que su equipo le ha ofrecido una renovación por encima de los 120 millones de dólares para las próximas cinco temporadas. Cabría preguntarse entonces si realmente es Anthony una superestrella y si está o no valorada como se merece.

El estatus de superestrella en la NBA cuesta mucho ganárselo. No es simplemente un tema de promedios estadísticos, ni siquiera de rendimiento colectivo o de visibilidad en los grandes medios. Las superestrellas en la NBA forman parte de un sistema casi inamovible de respeto entre compañeros de profesión, técnicos y aficionados, que se puede lograr siendo o no un gran jugador de baloncesto. Por eso costaría mucho realizar un listado de cuáles son las superestrellas de la NBA actual y cuáles quedarían sólo en simples estrellas (que ya es bastante).

Carmelo Anthony se ha autodefinido a sí mismo como superestrella de la NBA. Y no sólo eso, sino que se considera la más infravalorada de toda la liga. Así se lo comentó al periodista Chris Broussard, aunque no especificara exactamente a qué tipo de valoración se refiere. Si atendemos a criterios puramente económico, es evidente que sí ha sido valorado como tal. En sus hasta ahora once temporadas NBA ha ganado 135 millones de dólares sólo en salarios, a los que habría que sumar los 124 firmados este verano. De cumplir su contrato habrá ganado más de 250 millones de dólares.


Si con valoración Anthony se refiere a la prensa, aficionados o resto de profesionales de la NBA, también habría que destacar que Anthony ha sido designado en siete ocasiones para el All-Star Game en siete ocasiones, uno designado como suplente (voto de entrenadores) y el resto como titular (de aficionados). Y que ha formado parte en seis ocasiones de alguno de los mejores quintetos de la temporada (de nuevo, voto de entrenadores). En 2013 los periodistas le dieron 475 puntos en la carrera por el MVP, tercero por detrás de LeBron y Durant en un equipo que fue segundo en el Este.

Tampoco es cierto que el resto de franquicias no le valoren, como muestra los intereses este verano de equipos como Chicago Bulls, Houston Rockets, Dallas Mavericks o Los Angeles Lakers por hacerse con él. Por lo tanto, cuesta pensar que Anthony no se sienta valorado. Igual influye en su percepción el hecho de que sus equipos sólo hayan llegado una vez a Finales de Conferencia (2009 con Nuggets) o que su juego siga dejando dudas de su capacidad de compenetración del equipo.

Comentarios recientes