Kevin Martin se enteró del traspaso de Kevin Love hace dos días

Según el jugador no lee "blogs ni nada de eso" durante el verano y sólo lo supo llegado al Media Day de la franquicia, algo difícil de creer.

Costaría mucho encontrar a una persona que siga la NBA con un mínimo de interés que no fuera capaz de recitar el próximo quinteto titular de los Cleveland Cavaliers. Las llegadas de LeBron James y Kevin Love han supuesto un giro radical en la Conferencia Este, pero al parecer no todo el mundo estaba al tanto de la salida del ala-pívot californiano de los Wolves. Al menos eso dice el segundo máximo anotador del equipo la pasada temporada, Kevin Martin.

En una entrevista concedida al periodista Jerry Zgoda, Kevin Martin dejó ver una frase que resulta incomprensible. Según el escolta, que vivirá su segunda temporada en el equipo de Minneapolis, sólo se enteró de la salida de Kevin Love cuando llegó al lugar donde tenía lugar la presentación ante los medios esta temporada. Allí le fue informado que Kevin Love, la estrella del equipo, había salido rumbo a Cleveland y que en su lugar habían aterrizado tres jugadores: Andrew Wiggins, Thaddeus Young y Anthony Bennett.

"Durante el verano no leo blogs y esas cosas", afirmaba el jugador a Zgoda. Es posible que así sea y que Martin prefiera aislarse de todo lo que ocurre a lo largo de la NBA, especialmente en el mes de junio. Muchos jugadores aprovechan el verano para tomar unas vacaciones y sólo reciben la llamada de su representante en el caso de ser traspasados, pero cuesta mucho pensar que, ya no sólo como compañero de equipo de uno de los implicados, sino como aficionado, no supiera del movimiento entre ambas franquicias.

La noticia del traspaso de Kevin Love corrió como la pólvora días antes de producirse. La idea estaba sobre la mesa desde que LeBron James anunciara su regreso a Cleveland y el proceso llevó días de negociaciones y varios días más desde el cierre del acuerdo hasta el anuncio formal. En caso de ser cierta su afirmación demuestra la nula comunicación entre Martin y sus compañeros de equipo y el staff técnico o directivo. Y habría sido curioso ver la cara de Martin al asomar todas las caras nuevas del equipo. O quién sabe, igual ni siquiera hubiera sabido él mismo que había sido traspasado en caso de haberse llevado a cabo varios rumores. Difícil de creer, Kevin.

Comentarios recientes