La NBA valora cambiar los tiros libres por un sólo lanzamiento con valor de dos o tres puntos

El objetivo final sería ahorrarle tiempo a las televisiones y ofrecer un producto más ágil y divertido a los espectadores.

Roberto Carlos Mateos | 02 Oct 2014 | 18:05
facebook twitter whatsapp Comentarios
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro

La NBA valora implementar un nueva norma revolucionaria en el baloncesto profesional para reducir algunos minutos el tiempo de juego en el que el cronómetro no se mueve. La idea es sustituír los dos o tres tiros libres por uno solo con valor de dos o tres puntos, dependiendo desde dónde haya lanzado el jugador sobre el que se pita la falta personal. El periodista Kelly Dwer, autor del Blog Ball Dont Lie de Yahoo! Sports se ha hecho eco de las conversaciones entre los mandamases de la liga, cuya intención sería probar la norma en la D-League.

La temporada pasada se llegó a la linea de personal en cada partido una media de 26 veces para 47 lanzamientos, lo que según los calculos de Kevin Arnovitz, respetado columnista de ESPN, supone un promedio de cinco minutos perdidos por encuentro. La intención última de 'los que mandan' es reducir el tiempo 'perdido' por partido, esto es, los momentos en los que el cronómetro está quieto y no es posible poner anuncios. Los tiros libres, con sus a veces interminables rutinas, las infinitas revisiones de las jugadas y las lesiones en menor medida hacen 'perder' mucho tiempo a las televisiones, y se quiere acabar con ello. La gente quiere ver baloncesto, no tiros libres ni árbitros discutiendo por qué tipo de falta pitar.

Por eso se quiere atajar el problema de las revisiones de las jugadas delegando las revisiones en un organismo único que mandará su veredicto en tiempo real consumiendo muchos menos minutos de emisión, y el de el tiempo perdido en cada partido por los tiros libres estableciendo sólo un tiro por falta. Otra de las medidas que han sonado durante la pasada temporada fue la de reducir la duración de los cuartos de 10 a 12 minutos, lo que indirectamente cambiaría los roles de los jugadores en las plantillas -que con más espacio salarial abriría una gran brecha entre los jugadores de clase 'media y baja' y los 'titulares'- y reduciría sensiblemente el número de tiros a canasta -y de puntos- en los encuentros.

En cualquier caso conviene destacar los esfuerzos de la NBA por ofrecer un producto más ágil, espectacular y menos aburrido.