El alcalde de Atlanta confía en que los Hawks se queden en la ciudad

Después de los escándalos raciales de este verano la franquicia sigue en busca de un comprador y el mismo ayuntamiento ofrecerá ayudas a los posibles intersados.

La franquicia de Georgia ha sido uno de los focos de atención este verano y no precisamente en el terreno deportivo.

Ha sido un verano turbio en Atlanta. Después de los acontecimientos racistas de Bruce Levenson, el actual propietario de los Hawks, donde reconocía haber enviado un e-mail hace dos años donde no actuó de forma apropiada y las "vacaciones indefinidas" de Danny Ferry después de leer que "Luol Deng tiene un poco de africano" parece ser que las aguas se han calmado tanto en la franquicia como en la ciudad. El alcalde de Atlanta, Kasim Reed, está haciendo todo lo posible para que así sea y hasta incluso ha ofrecido ayudas a los posibles compradores siempre y cuando los Hawks se queden en Atlanta por los próximos 30 años.

"He tenido conversaciones con al menos seis potenciales propietarios. Todos ellos tendrán que pasar un proceso para ser aprobados por la NBA y este proceso ocurrirá pronto" afirmó Reed que espera que en las próximas semanas se sienten las bases de las negociaciones para poder contar con un nuevo propietario a finales de año. Uno de los candidatos es Dominique Wilkins, quien fuera jugador, estrella y mito de los Hawks, que habló sobre su posible llegada: "La única cosa que puedo decir es que cuales sean las piezas que sean puestas, tendrán que ser las piezas adecuadas para ayudar a nuestra franquicia a curarse por lo que hemos estado pasando".

Comentarios recientes