Kobe confirma su buen estado: “Me siento muy cómodo”

El escolta de los Lakers realiza unos buenos números (15 puntos, 3 asistencias y 3 robos) a pesar de su limitación de minutos en la derrota frente a los Warriors
 

Gerard Bellera | 10 Oct 2014 | 17:16
facebook twitter whatsapp Comentarios
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro

Kobe Bryant ha vuelto a jugar en el Staples Center, a pesar de que sólo fuera un partido de pretemporada. La estrella de la NBA, que ya demostró estar físicamente bien frente a los Nuggets, ha confirmado sus sensaciones tras anotar 15 puntos, repartir 3 asistencias, coger 3 rebotes y apuntarse 3 robos de balón. Además, su porcentaje en los tiros de campo fue más que aceptable con un 45,5%.

En los días anteriores, Byron Scott ya aseguró que Kobe tendría una limitación de minutos y esta madrugada ha disputado un total de 23, dos más de los que disfrutó en San Diego contra Denver. Bryant se ha movido bien en la ejecución del posteo y de allí ha sacado la mayoría de sus canastas, además de regalar al público una buena acción defensiva con un mate final.

Las palabras del cinco veces campeón de la NBA tras el partido son alentadoras. “Honestamente, me siento muy cómodo. Voy a tratar de experimentar diferentes cosas sólo para ver donde estoy, pero me siento muy cómodo”. Respecto al partido, Bryant afirma que deben estudiar lo que han hecho mal. “Lo miramos y todo es corregible. Veremos lo que hicieron, haremos ajustes y veremos cómo funciona. Debemos pensar bien nuestras estrategias y ver lo que hacen estos equipos y cómo nos ponen en estas posiciones”.

Además, el propio Kobe ha definido la relación con su equipo como de crianza”, puesto que hay muchos jugadores jóvenes en la plantilla. Sin ir más allá, Jeremy Lin ya ha destacado esa faceta de su líder: “Definitivamente asume un papel de mentor para mí en la cancha”.

No obstante, quien no ha terminado del todo contento con el partido de sus pupilos ha sido Byron Scott, que le ha reclamado a los suyos un mayor sacrificio. “Estoy un poco decepcionado. Como les dije a nuestros muchachos en el vestuario, ganar en la NBA no es fácil. Hay que sacrificarse, tienes que venir a trabajar todos los días, tienes que bajar el culo y la línea para nosotros es que tenemos que jugar más duro de lo que jugamos".