Cleveland se impone a Miami en el reencuentro de LeBron con los Heat

LeBron James no hizo sus mejores números en un encuentro que llegó a la prórroga y donde Kevin Love fue quien brilló.

LeBron se enfrentaba a su antiguo equipo
LeBron se enfrentaba a su antiguo equipo

LeBron volvía a reencontrarse con su ex-equipo en Río en un partido plagado de suplentes, con victoria de los Heat (122-119) y donde la estrella sólo disputó veinte minutos.

Era el día 'D' y la hora 'H', el primero de los muchos partidos que enfrenterán a Cleveland y Miami esta temporada y en el centro el mismo de siempre, LeBron James. Si bien desde hace cuatro años eran los aficionados de Cleveland los que tenían marcado en rojo en el calendario la fecha del partido ahora son los de Florida los que quieren al 'Big Three' juntos de nuevo en una cancha, aunque en equipos diferentes. Chris Bosh ya se encargó de caldear un poco el ambiente con las declaraciones de los últimos días cuando dijo a Kevin Love que jugar con LeBron "podía llegar a ser muy frustrante" y tanto que lo fue...pero para su defensor. El ex jugador de Minnesota acabó con 25 puntos y 7 rebotes, siendo de lejos el mejor de su equipo y del partido y consiguiendo un 80% en triples (4/5).

A pesar de ser el partido del morbo no dejaba de ser también el inicio de la pretemporada lo que se notó en las rotaciones que emplearon los dos entrenadores que dosificaron a sus estrellas y dieron oportunidad a brillar a otros jugadores como el base novato de Miami, Shabazz Napier, que destacó con sus 16 puntos y 7 asistencias demostrando que no va a ser un muñeco en el banquillo esta temporada y que puede aportar grandes cosas al subcampeón de la NBA que tuvo en Chris Bosh (19 puntos y 8 rebotes) a su máximo anotador.

El partido no fue más que un reflejo de la realidad con unos Cavaliers que dominaron cuando lo necesitaron con sus jugadores titulares, a pesar de que LeBron estuvo espeso en anotación con sus 7 puntos, si que se mostró más colectivo en su juego y consiguió repartir 8 asistencias, más que cualquiera en el partido. Tristan Thompson (18 puntos y 9 rebotes) se sumó también a la fiesta y dio a David Blatt motivos para confiar en él y en Varejao (14 puntos y 3 rebotes) como acompañantes de Love en el juego interior.

Comentarios recientes