Gordon Hayward "aniquilaría" a LeBron en un uno contra uno

El alero de los Jazz presume de ser el mejor jugador del mundo y piensa que jugadores como LeBron o Durant no tienen oportunidades contra él.

Jesús Ber | 16 Oct 2014 | 08:00
facebook twitter whatsapp Comentarios
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro

Hayward publicó un post donde hablaba sobre un posible reto frente a las estrellas de la NBA.

Gordon Hayward, el alero de los Utah Jazz, escribió unas polémicas palabras en una de las entradas de su blog en los que se autonombraba "el mejor jugador del mundo" e incluso te invita después a releerlo para que compruebes que no te has equivocado. Una frase que, según el propio Hayward, le ha costado escribir ya que se declara una persona "humilde al 99,9%". El de los Jazz no está considerado una superestrella pero aún así, logró hacerse la temporada pasada con un puesto de titular en el equipo promediando 16.2 puntos y 5.2 asistencias por partido.

"¿Un uno contra uno ante LeBron James? Le aplastaría". Le aniquilaría, todos seríamos testigos de una aniquilación", continuaba un Hayward que explicaba el por qué de sus palabras. "Digo esto porque estoy muy seguro de mis habilidades. Tanto, que apostaría dinero por mí mismo, hipotéticamente hablando, claro". Además, fue más allá y no sólo habló de LeBron. "¿Kevin Durant? Me da la risa. Ponlo junto a Westbrook, Howard, Chris Paul y Blake Griffin. No tendrían ninguna oportunidad. Honestamente, pon a cinco jugadores, los que tu quieras, frente a mi y ninguno tendría posibilidades".

Y es que Gordon Hayward hacía referencia a los videojuegos, su gran afición y uno de los temas prinicpales de su blog donde cuenta la importancia que han tenido en su vida o hazañas en juegos como Halo, Starcarft o League of Legends. "Soy el mejor jugador. Ningún deportista del planeta es tan bueno como yo jugando a League of Legends" finaliza en el post el alero que demuestra que en la cancha si que es humilde al 99,9% pero con una consola por delante nadie puede hacerle frente.