Los Spurs ganan y Davis y Harden empiezan a nivel de MVP

Repasamos los partidos del primer día de la temporada regular 2014-15, en el que San Antonio, New Orleans y Houston sumaron su primera victoria.

La temporada regular NBA 2014-15 ya ha empezado y lo ha hecho con la disputa de tres partidos, en los que San Antonio Spurs derrotó a Dallas Mavericks, los New Orleans Pelicans a Orlando Magic y Houston Rockets a Los Angeles Lakers. A continuación repasamos lo mejor de cada choque.

DALLAS MAVERICKS 100-101 SAN ANTONIO SPURS

Antes del partido los San Antonio Spurs disfrutaron con su público de la ceremonia de entrega de los anillos de campeón de la NBA 2013-14, el quinto de la historia de la franquicia. En los anteriores cuatro choques post-entrega del anillo, los Spurs vencieron y ayer fueron fieles a su tradición al derrotar a los Dallas Mavericks.

El partido comenzó con muchos nervios e imprecisiones en ambos bandos, que acusaron los primeros minutos de competición oficial. Pero ya al final del primer cuarto empezamos a ver una gran mejoría en el juego. Los Spurs desarrollaban su ya tradicional estilo con una gran circulación de balón y cerraron los 12 minutos iniciales con un marcador favorable de 24-26.

Pero los Dallas Mavericks reaccionaron en el segundo cuarto y se marcharon al descanso con una ventaja de 53-45. Tras el descanso los Spurs volvieron a dominar y con un parcial de 20-31 dieron la vuelta al luminoso. El último cuarto estuvo muy disputado y todo se decidió en el minuto 48. Un triple de Tony Parker puso en ventaja a los Spurs (100-101), pero los Mavs tuvieron bola para ganar, aunque Chandler Parsons, su fichaje estrella este verano, no acertó con el triple final.

Los mejores de los locales fueron Tony Parker, con 23 puntos y 3 asistencias, y Manu Ginobili, que se fue hasta los 20 tantos y 6 pases de canasta. En Dallas Mavericks el más destacado fue Monta Ellis con 26 puntos, 6 asistencias y 4 rebotes.

ORLANDO MAGIC 84-101 NEW ORLEANS PELICANS

Primer partido de la temporada para New Orleans Pelicans y Anthony Davis ya presentó su candidatura para el premio de MVP. El ala-pívot rozó el triple-doble con 26 puntos, 17 rebotes y 9 tapones y si es capaz de mantener este nivel podrá luchar de tú a tú con cualquiera.

En el primer cuarto los Orlando Magic mantuvieron el tipo y cerraron estos primeros doce minutos con un 25-24 a su favor. Pero ya en el segundo cuarto se empezó a decantar la balanza para los locales, que se fueron a los vestuarios con siete de ventaja (41-48).

Y tras el descanso el panorama no cambió. Los Pelicans dominaron en la pintura gracias a la pareja de Anthony Davis y Omer Asik (14 puntos, 17 rebotes y 5 tapones) y a pesar del gran trabajo de Nikola Vucevic (15 puntos y 23 rebotes). Al termino del tercer cuarto la ventaja para New Orleans era ya de 14 puntos (64-78) y los últimos doce minutos apenas tuvieron historia, ya que los Magic no tuvieron opciones en ningún momento.

HOUSTON ROCKETS 108-90 LOS ANGELES LAKERS

Tal y como se esperaba los Houston Rockets apenas tuvieron dificultades para superar a unos Angeles Lakers que tienen muy mala pinta. Además, los angelinos sufrieron la lesión de su rookie Julius Randle, que a falta de someterse a pruebas, parece que puede ser grave.

Desde el salto inicial la superioridad de los Rockets fue manifiesta, cerrando el primer cuarto con un marcador favorable de 31-19. En los segundos doce minutos los Lakers mejoraron algo su imagen, aunque no fue suficiente para reducir la ventaja, que al descanso ya era de 17 (62-45).

El paso por vestuarios no cambió absolutamente nada y los Rockets se limitaron a administrar la renta adquirida, llegando al final del tercer cuarto con un 85-69. A pesar de la cómoda ventaja el último periodo no estuvo exento de polémica e incluso Kobe Bryant y Dwight Howard estuvieron a punto de llegar a las manos tras una fea acción del pívot. Al final de los 48 minutos el 108-90 reflejó a la perfección la superioridad de los Rockets.

El mejor de los de Kevin McHale fue James Harden, que firmó 32 puntos y 6 asistencias. En los Lakers, el regreso a las pistas en un partido oficial de Kobe Bryant, que se fue hasta los 19 puntos, resultó ser totalmente insuficiente.

Comentarios recientes