Gasol se lleva 'in extremis' el duelo frente a Ricky Rubio

Los Bulls ganaron a falta de 0.2 segundos en un emocionante partido donde cualquiera de los dos equipos pudo salir vencedor.

Jesús Ber | 02 Nov 2014 | 07:00
facebook twitter whatsapp Comentarios
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro

Jimmy Butler le amargó la noche a un gran Kevin Martin, los dos jugadores fueron protagonistas de las últimas jugadas del partido.

Chicago Bulls consiguió su segunda victoria de la temporada en su visita a Minnesota (106-105) en un duelo marcado por la extensión de contrato de Ricky Rubio, al que buscaban todas las miradas, y por la lesión producida por Derrick Rose en el partido frente a Cleveland y que le impidió jugar anoche frente a los Wolves. Se veían las caras Pau Gasol y Ricky Rubio en un duelo donde, junto con este triunfo, ya son seis las victorias consecutivas de los Bulls en la cancha de los Timberwolves.

Se marcharon los Bulls al descanso con una ligera ventaja gracias al buen trabajo de Jimmy Butler (24 puntos) y a la aportación del banquillo de hombres como Aaron Brooks (16 puntos) y Mirotic (12 puntos) que no bajaron el listón del quinteto titular de Chicago. Al inicio del tercer cuarto cambiaron las tornas y empezó a surgir la figura de Kevin Martin que logró terminar con 33 puntos, con cuatro triples anotados de seis intentos. Los Wolves no habían dicho su última palabra y así lo parecía notar Flip Saunders que decidió apostar por jugadores del segundo bloque como Dieng (10 puntos en 16 minutos) o Mo Williams que impuso un ritmo eléctrico al equipo a pesar de su falta de acierto en el tiro.

Llegaban los minutos finales y en Minnesota estaban preocupados por Ricky Rubio, que fue expulsado por faltas a menos de dos minutos del final del encuentro. Al base catalán le pesó una vez más su falta de acierto en el tiro, 6 puntos y un 30% en tiros es lo que pudo sacar el de Masnou que se rehizo repartiendo 17 asistencias a sus compañeros. En los momentos finales fue cuando aparecieron los españoles, y es que, Pau Gasol mantuvo al equipo en el partido tras una trabajada canasta que lograba el 102-102. El pívot volvió a hacer unos números más que aceptables con 20 puntos, 6 rebotes y 4 tapones. El partido se decidió, eso si, con los dos grandes hombres del encuentro: Jimmy Butler y Kevin Martin. El escolta de los Timberwolves logró cazar un rebote largo en buena posición y anotar un triple que ponía a su equipo un punto por encima a falta de 4.5 segundos. Fue entonces cuando un pícaro Jimmy Butler encontró al, todavía inocente, Andrew Wiggins y le sacó dos tiros a falta de dos décimas para el final, una falta que aseguró la victoria de los Bulls, la sexta consecutiva en la cancha de los Wolves.