Kobe Bryant, el último vestigio del mejor Draft de la historia

El escolta de los Lakers es el último jugador en activo que queda del Draft de 1996. Steve Nash, Jermaine O`Neal, Allen Iverson, Ray Allen..

Roberto Carlos Mateos | 04 Nov 2014 | 20:04
facebook twitter whatsapp Comentarios
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro

A sus 36 años Kobe Bryant encara su 19º temporada en la NBA y también en Los Angeles Lakers. Con más de media vida en la mejor liga de baloncesto del mundo, Kobe es el único superviviente del que muchos expertos consideran que ha sido el mejor Draft de toda la historia; el de 1996. Jugadores como Allen Iverson, Marcus Camby, Ray Allen, Stephon Marbury, Steve Nash, Jermaine O' Neal, Predraj Stojakovic, Derek Fisher o Zydrunas Ilgauskas fueron escogidos aquél 26 de junio en East Rutherford, New Jersey.

Tras dos lesiones que han podido acortar la vida útil de sus veteranas piernas, Kobe tiene ante sí el reto de liderar a los Lakers al menos dos años más. La Mamba Negra se ha convertido en un icono de la mejor liga de baloncesto del planeta y su legado quedará para siempre cuando decida retirarse. Entrará en el Hall of Fame y su número 24 será retirado de la franquicia Oro y Púrpura.

Bryant ha pasado por tres generaciones diferentes; escogido en la 13º posición del Draft de 1996 por los Charlotte Hornets, fue traspasado a Los Angeles Lakers por Vlade Divac después de hacer público que no quería jugar en la franquicia de Carolina del Norte. Desde entonces, 19 años en los que ha conseguido cinco anillos de campeón, tres con Shaquille O' Neal y dos con Pau Gasol (al que considera el mejor compañero que ha tenido). A sus 36 años mantiene su espíritu competitivo intacto y a él se debe que todavía no quiera pensar en la retirada.

UN DRAFT DE ENSUEÑO

Tras la lesión en la espalda de Steve Nash (número 15 del Draft de 1996), que le hará perderse la última temporada de su contrato, la no vuelta de Ray Allen (que fue el número 5 de aquel Draft) y Jermaine O' Neal (posición 17º) Kobe es el último vestigio del Draft que muchos expertos consideran que fue el que más talento concentró, con Bryant a la cabeza, aunque Allen Iverson fuera entonces -con todo merecimiento- escogido en la primera posición. Stephon Marbury (escogido en la posición 4) sigue aún en activo, pero a miles de kilómetros en la CBA china.

Bryant no es el mismo físicamente, tampoco lleva el mismo número a la espalda, pero su espíritu se mantiene intacto. A pesar de que durante los últimos años se han llenado páginas con su posible retirada, antes de sus lesiones durante los periodos de recuperación y cada vez que le salía algún partido malo.

En sus cuatro primeros partidos de la temporada 2014-2015, Kobe está en 24,8 puntos, 4,3 rebotes, 3,3 asistencias y 1,8 robos de balón. Aunque sus porcentajes de acierto han empeorado si el escolta de los Lakers continúa con estos registros, se convertirá en el único jugador de más de 36 años en promediar más de 24 puntos por partido con más de 36 años. Además, acumula algo más de 32 minutos por noche, lo que sólo 22 jugadores de más 35 años han logrado en toda la historia de la NBA.

Lo que es cierto es que Bryant no puede ser el motor de los Lakers, ni su primera referencia en ataque. Pero sus galones y su orgullo le hacen lograr buenos registros, que en el fondo no sirven para ganar partidos, pero sí para justificar los ingresos de los Lakers por derechos televisivos.

Kobe ha protagonizado el mejor mate de la primera semana de competición a sus 36 años. Más que objetiva, su elección es testimonial y más una muestra de respeto por parte de la NBA que una proeza del 16 veces All-Star.

Respecto a las razones por las que no ha preferido salir de los Lakers y buscar su sexto anillo, Bryant respondía a Marc Stein de la ESPN hace pocas semanas que había vivido toda la vida en esta franquicia, en los buenos y malos momentos, y siente que su lugar está aquí.