El Valencia se complica (94-87) la vida en Europa

El equipo de Perasovic pierde (94-87) en Lituania frente al Neptunas Klaipeda en una mala primera parte y ya es colista de su grupo.

Irreconocibles, ese es quizá el mejor adjetivo para definir al equipo valenciano en esta edición de la Euroliga. El Valencia Basket está mostrando su peor cara fuera de Europa y hoy no volvió a ser una excepción en el Svyturio Arena, donde cayó por 7 puntos (94-87) tras ir perdiendo durante los 40 minutos de partido. Ni una, ni una sola vez fue el equipo visitante con ventaja en el marcador.

Un parcial de 11-3 a favor de los lituanos liderados por Mustafa Shakur volvió a evidenciar la falta de tensión con la que entra el equipo de Perasovic a los partidos. La primera parte no hizo olvidar ni los primeros veinte minutos de Estambul ni los primeros de Belgrado. Y suerte tuvo Valencia de que Pau Ribas estuviera acertado (3 de 3 en triples en la primera parte, 22 puntos en total), porque si no la ventaja hubiera sido mayor.

Tras el descanso, el Valencia tuvo que hacer frente a los buenos porcentajes de Neptunas (71% en tiros de 2 y 53% en tiros de 3), una losa demasiado grande en los dos primeros cuartos. El acierto de los lituanos se redujo pero no fue hasta los últimos minutos, con Sato y una línea de presión a toda cancha, cuando el Valencia puso el miedo en el cuerpo a su rival.

No obstante, y como si las lecciones del pasado no hubieran servido de nada, la reacción fue tardía. Dubljevic erró un gancho sencillo que hubiera puesto el equipo a 4 puntos a falta de dos minutos, y allí murió el partido. Los de Perasovic están ahora con un balance de 1 victoria y 4 derrotas, colistas tras la primera vuelta de esta primera fase. Lo peor, no obstante, son las sensaciones de un equipo que el año pasado muy probablemente hubiera arrollado a Neptunas.

Comentarios recientes