Aldridge se sintió "muerto" este fin de semana

El ala-pívot de los Blazers está de baja desde el viernes por una infección en el tracto respiratorio y contó cómo está viviendo su ausencia de las canchas.

Jesús Ber | 17 Nov 2014 | 10:00
facebook twitter whatsapp Comentarios
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro

Los Blazers tuvieron que jugar el fin de semana sin una de sus estrellas que parece que estará de baja unos días más.

Por la forma en que lo dice, el ala-pívot de los Portland Trail Blazers parece no estar preparado para vestirse de corto en el partido de hoy frente a New Orleans Pelicans. Aldridge fue enviado a casa el viernes tras el entrenamiento y se le descartó para el fin de semana, privando así a Portland de una de sus mejores bazas ofensivas.

Sentí como si estuviera muerto”, dijo Aldridge a los periodistas durante el entrenamiento de ayer. El All-Star ha estado lidiando con una infección del tracto respiratorio superior y lleva desde el viernes sin jugar. “Me levanté y no me podía mover. Tenía un mal dolor de cabeza. Una de esas cosas que te noquean”, comentó Aldridge cuando se le preguntó por su ausencia. “Llegué y vi al doctor, que estuvo de acuerdo en que parecía bastante enfermo, así que me mandó a casa. La única cosa que puedes hacer con esto es descansar. Así que es lo que hice estos últimos dos días y ahora me siento mejor”.

Por suerte para los Blazers, otros jugadores intensificaron sus esfuerzos para suplirlo en la victoria frente a los Nets (97-87) pero el partido de hoy es diferente ya que se enfrentan a los Pelicans de una de las superestrellas de la liga, Anthony Davis, y el equipo tendrá que afrontar también la baja de Batum, que se perderá los próximos tres partidos por un golpe sufrido en la rodilla.

Esta temporada, la estrella de los Blazers está promediando 21.9 puntos y 7.9 rebotes y está jugando un papel fundamental en los Trail Blazers desde que aterrizó en Portland. Meyers Leonard sustituyó a Aldridge el sábado y presumiblemente será quien lo haga hoy frente a New Orleans si finalmente el ala-pívot sigue sin poder jugar.