Brad Oleson: el infravalorado

El jugador del FC Barcelona es una pieza clave en los esquemas de Xavi Pascual y los números lo demuestran. Sin embargo, carece de reconocimiento.

Bradley Scott Oleson, nacido en el estado de Alaska pero perfectamente asentado en España y con la respectiva nacionalidad española desde el 21 de octubre de 2009, vive en la sombra. El norteamericano brilló con fuerza en el Alta Gestión Fuenlabrada, donde consiguió tres MVP de la jornada y la nominación a jugador revelación de la temporada, pero aún parece que aquella etiqueta de raza blanca tirador tuviese más repercusión que el Oleson de ahora, mucho más completo.

El FC Barcelona es mejor con Oleson en pista y mucho peor sin él, así lo corroboran los datos facilitados por Baloncesto Stats. El Barça con Oleson en pista tiene un parcial de +30,26 por cada 100 posesiones, sólo superado por el de Ante Tomic (+30,38). Aunque si medimos la ausencia, el Barça tiene el peor parcial (+10,3) por cada 100 posesiones cuando Oleson no está en el parqué, es decir, hay una diferencia significativa de 20 puntos entre una premisa y otra. ¿Por qué? Porque el Barça, con Oleson, defiende mejor.

Llegados a este punto, uno podría destacar los buenos partidos que ha hecho el norteamericano secando a las estrellas rivales, pero a veces tendemos a recordar sólo los puntos por partido. Cuando Oleson juega, el Barça recibe sólo 80,49 puntos por cada 100 posesiones, cuando la media global del equipo se sitúa en 88,68 puntos recibidos por cada 100 posesiones, la mejor de la liga, no lo olvidemos. No obstante, la importancia del norteamericano aún es más evidente si observamos que los de Pascual encajan 10 puntos más (98,37) de media cuando Oleson está sentado en el banquillo, el peor dato con la ausencia de cualquier jugador del equipo.

Es así. El rival, cuando el Barça juega sin él, supera el 47% en tiros de campo, cuando el promedio del equipo azulgrana es dejar a sus oponentes en un 41,57%. Si los analizamos desde la otra vertiente, cuando el de Alaska está en pista, los rivales sólo anotan el 36,77% de sus tiros, un dato revelador.

Efectividad, con muy poco

En ataque, la responsabilidad es para otros, pero nunca hubiéramos dicho que el jugador que menos posesiones asume cuando está en cancha es Brad Oleson, con sólo un 14,5%. Teniendo en cuenta eso, el escolta es el 5º máximo anotador del equipo, siendo el 8º en la tabla de tiros intentados. En definitiva, Oleson no es el protagonista cuando se trata de atacar, pero también anota; al igual que no es el que más tapona en defensa, pero el más determinante en parar al rival.

Comentarios recientes