Kevin Durant firma su peor registro anotador de los últimos cinco años

El alero de Oklahoma City Thunder logró diez puntos en la victoria de su equipo ante los Sixers, en la que es su peor marca en anotación en un partido desde 2009.

En Oklahoma City empiezan a enderezar el rumbo de una temporada que se les ha puesto muy cuesta arriba desde el principio a causa de las lesiones que han asolado la plantilla antes incluso de empezar el curso. Con la presencia en pista de sus dos estrellas, los Thunder (6-13) suman ya tres victorias en sus últimos cuatro compromisos aunque todavía se encuentran muy lejos del octavo puesto de la Conferencia Oeste que da acceso a Playoffs, posición ocupada, por el momento, por Phoenix Suns (12-8).

La última víctima del equipo dirigido por Scott Brooks han sido unos desastrosos Sixers cuyo único 'mérito' por ahora ha sido el de evitar el peor comienzo de temporada de una franquicia en toda la historia de la competición. Los Thunder, liderados por un Russell Westbrook en estado de gracia -el base sumó 27 puntos, 5 rebotes y 7 asistencias-, mantuvieron controlado el partido en todo momento, con un último parcial donde el conjunto de Pensilvania maquilló ligeramente el resultado, a merced, en gran medida, de la buena actuación de Michael Carter-Williams (16 puntos, 7 rebotes, 14 asistencias y 3 robos) y Robert Covington (21 puntos y 6 rebotes). El pívot hispano-congoleño Serge Ibaka aportó 19 puntos, 4 rebotes y 3 tapones para cerrar un marcador favorable de 103-91.

Por su parte, Kevin Durant dejó muestras de no encontrarse todavía al 100% tras dejar atrás la fractura en su pie derecho que lo ha tenido de baja el primer mes de competición. De hecho, y tras anotar solo 10 puntos -con un 3 de 11 en tiros de campo en 29 minutos en pista-, el MVP de la pasada temporada registró su peor marca anotadora en temporada regular desde abril de 2009. En aquella ocasión, Durant firmó también 10 puntos -en 35 minutos en cancha- en la abultada derrota (83-113) de su equipo ante unos Portland Trail Blazers capitaneados por Brandon Roy y Greg Oden, y casa, por aquel entonces, de Rudy Fernández. En los meses previos, el jugador ya había firmado dos actuaciones inferiores en anotación, logrando 9 puntos en enero ante Minnesota Timberwolves y quedándose en tan solo 6 tantos ante Dallas Mavericks en febrero.

Comentarios recientes