1. Kevin Durant

'Durantula' ha sido el gran vencedor del año en el plano individual tras lograr el MVP y el título al máximo anotador de la temporada.

31/12/2014 15:55
31/12/2014 14:30
31/12/2014 01:15
30/12/2014 20:21

La estrella de Oklahoma City Thunder pone punto y final a un año memorable en el ámbito individual a pesar de sus recientes problemas con las lesiones, las cuales solo le han permitido disputar nueve encuentros en este arranque de campaña.

Perteneciente al selecto 'Club del 50-40-90', Kevin Durant ha roto con la abusiva hegemonía de LeBron James de los últimos años y ha logrado ganar su primer MVP de la temporada. Sus 32.0 puntos de media por partido, suficientes para ganar, de manera cómoda y holgada, su cuarto título al máximo anotador del año, son el mayor registro logrado en la liga desde los 35.4 puntos de Kobe Bryant en 2006 y a la altura de los 32.1 de Tracy McGrady en 2003 y los 32.6 de Michael Jordan en 1993. Con solo 26 años, el jugador ya ha superado la barrera de los 15.000 puntos en la NBA, siendo el segundo jugador más joven en toda la historia en conseguirlo, solo por detrás de LeBron.

Con una unión de tamaño, agilidad, talento y capacidad atlética nunca antes vista, 'Durantula' se ha erigido como el mejor jugador ofensivo de la liga y uno de los más determinantes y espectaculares de toda la competición. Sus recursos en ataque manan de una fuente inagotable y prueba de ello pueden dar las defensas de todas y cada una de las franquicias que componen la NBA. En su séptima campaña en la liga, el alero ha sido incluido en el Mejor Quinteto del año por quinta temporada consecutiva, además de volver a participar en el All-Star Game (donde ganó el MVP en 2012), cita que no se pierde desde 2010. El broche de oro a una temporada brillante pudo ser un anillo de campeón que se esfumó en Finales de Conferencia tras caer eliminado en seis partidos ante San Antonio Spurs.

A pesar de un inicio de campaña complicado a causa de las lesiones, Kevin Durant solo puede crecer y seguir agrandando su palmarés hasta límites que rozarán la locura. Su único 'pero' es, sin duda, un título de campeón de la liga que se le resiste y que rozaron con los dedos en 2012 tras caer en las Finales de la NBA ante Miami Heat, con James Harden todavía en el equipo. No nos cabe ninguna duda de cual será el deseo del jugador para este 2015. Mientras, continuará aumentando su leyenda y siendo el centro del terror del aro y las defensas rivales.

Comentarios recientes