Los Sixers suspenden a Andrei Kirilenko tras no dar señales de vida

La franquicia de Pensilvania ha agotado a su paciencia y ha decidido suspender sin sueldo al jugador tras no dar señales de vida desde su traspaso.

La paciencia en los despachos de Philadelphia ha llegado a su fin. El pasado 11 diciembre, la franquicia de Pensilvania traspasó a Brandon Davies a Brooklyn en un movimiento que acabó con Andrei Kirilenko en los Sixers junto con Jorge Gutiérrez. Sin embargo, el alero ruso todavía no ha hecho acto de presencia en la ciudad desde que fue enviado a su nuevo equipo y, tras casi un mes, la franquicia ha decidido poner cartas en el asunto: el jugador ha sido suspendido y no cobrará su sueldo proporcional que le correspondía hasta el final de la presente temporada.

Todavía no está claro porque Kirilenko no se ha unido a la disciplina de los Sixers. El propio jugador ha alegado que su ausencia es debida a motivos personales aunque no ha viajado a Philadelphia para hablar de la situación con la directiva. Desde un primer momento, 'AK-47' declaró su deseo de ser traspasado a otro equipo, algo que entraba en los planes de la franquicia desde el primer momento por lo que no entienden su decisión de no aparecer.

Kirilenko no disputa un encuentro desde el pasado 13 de noviembre cuando se enfrentó a Golden State Warriors. Su aportación ha sido testimonial después de no contar con la confianza de Lionel Hollins , disputando una media de poco más de cinco minutos por partido, en los que promedia 0.4 puntos y 1.1 rebotes.

El jugador ruso es solo una sombra de aquella máquina defensiva que brilló en Salt Lake City y, a sus 33 años, parece que Kirilenko puede estar quemando sus últimos cartuchos en la NBA.

Comentarios recientes