No ser titular en el All-Star le cuesta 7 millones de dólares a Kyrie Irving

El base de los Cavaliers no cobrará los siete millones de dólares que recoge una cláusula de su contrato al no haber logrado la titularidad en el All-Star Game.

Jacobo León | 24 Ene 2015 | 16:51
facebook twitter whatsapp Comentarios
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro

Kyrie Irving tiene algo más que el orgullo herido después de conocer que su nombre no estaba entre los cinco jugadores que formarán parte del quinteto inicial por parte de la Conferencia Este en el All-Star Game de New York del próximo 15 de febrero. También le repercutirá en lo económico.

El pasado verano, el base de Cleveland Cavaliers renovó su contrato con la franquicia de Ohio bajo la denominada Derrick Rose Rule. Esta regla, que fue aplicada por primera vez al base de Chicago -de ahí su nombre-, posibilita que el jugador sobre la que se ejerza, quien debe tener 4 o 5 años de experiencia en la competición, puede ganar un mayor montante económico de cumplirse alguna de estas tres condiciones: que el jugador sea elegido MVP de la temporada, que forme parte de alguno de los tres mejores quintetos de la temporada en dos ocasiones o que firme su presencia como titular en el All-Star al menos dos años.

Esta última condición es la que ha privado a Kyrie Irving de embolsarse una cantidad que gira entre los siete y los diez millones de dólares. Con el MVP de la temporada prácticamente imposible, al menos este año, y con una presencia en los mejores quintetos de la liga que nunca ha logrado, todo apunta a que el base de Cleveland 'solo' cobrará los siete millones de dólares que le corresponden en este curso, los cuales ascenderán considerablemente hasta los 15 millones la próxima campaña, cuando empiece a entrar en vigor su nuevo contrato.

Su presencia final en el All-Star queda ahora en menos de los entrenadores. Con las presencias confirmadas en el backcourt de John Wall y Kyle Lowry, los técnicos de la liga tendrán la difícil papeleta de elegir a los reservas de ambas conferencias. En el Este, Irving tendrá duros competidores por un puesto en la cita de las estrellas, con jugadores como Dwyane Wade, Jimmy Butler y Jeff Teague con muchas posibilidades de acudir al All-Star Game después de estar firmando unas temporadas realmente brillantes en sus respectivos equipos.

De todas formas, todo apunta a que acudirá el evento. El base está promediando 19.9 puntos y 4.9 asistencias por encuentro. Quizás los números no sean tan impresionantes respecto a los de sus rivales ni estén a la altura de los suyos propios de anteriores temporadas, pero si el All-Star Game busca dar espectáculo, Irving es el mejor efectivo para llevar el show a la cancha.