Carles Duran debuta con victoria en el Valencia Basket

El nuevo entrenador del Valencia Basket ha tenido un debut inmejorable en el banquillo taronja tras imponerse de manera holgada al UCAM Murcia.

Jacobo León | 25 Ene 2015 | 10:50
facebook twitter whatsapp Comentarios
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro

La llegada a los banquillos de Carles Duran tras la destitución hace apenas unos días de Velimir Perasovic parece haber sentado a las mil maravillas en La Fonteta. En este escenario, el Valencia Basket se deshizo ayer, sin mayores complicaciones, a un UCAM Murcia que empieza a perder fuelle tras su histórico inicio de campaña y que suma ya tres derrotas consecutivos y amenaza con alejarse de los primeros ocho puestos de la tabla.

"Estamos contentos, pero ésto no acaba aquí. El miércoles tendremos una final y hay que seguir."

Tras una primera mitad de igualdad absoluta, en conjunto valenciano impuso su ley en defensa para dejar en apenas 28 puntos a los murcianos en los últimos dos cuartos y provocar un total de 23 pérdidas a lo largo del partido, una losa completamente infranqueable para los de Diego Ocampo.

Otra gran noticia fue la sensacional actuación de Romain Sato, quien se erigió como mejor jugador del partido gracias a sus 20 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias y volvió a mostrar detalles de aquel que brilló y sorprendió en la ACB la pasada temporada. Junto al alero, destacaron las actuaciones de Bojan Dubljevic (18 puntos y 8 rebotes) y Pau Ribas (13 puntos, 6 rebotes y 3 asistencias), quien sigue manteniendo la gran regularidad que mostró durante la primera vuelta de competición.

Tras el partido y en la habitual rueda de prensa, Duran se mostró muy satisfecho e ilusionado con la actuación de su equipo, así como agradecido al antiguo entrenador, Velimir Perasovic, y al club, por haber confiado en él para el puesto de entrenador asistente en su momento, el cual ocupó hasta su destitución esta semana, así como para el de entrenador jefe actualmente. Además, y a pesar del ambiente festivo, Duran no quiere que el equipo se duerma en los laureles ya que el miércoles tendrán su primera final de la segunda vuelta en Eurocup, donde deben ganar para no perder el billete de la siguiente ronda de la competición europea.