Los Mavericks esperan firmar a Jermaine O'Neal durante el parón del All-Star

La franquicia de Texas estaría muy cerca de reforzar su juego interior con Jermaine O'Neal, al cual esperan firmar durante el parón del All-Star Weekend.

Los Dallas Mavericks confían en reforzar su juego interior con Jermaine O'Neal en un futuro no muy lejano.

Según fuentes de Star Tribune, la franquicia de Texas ha avanzado mucho en las negociaciones con el jugador, al cual esperan poder firmar el próximo mes de febrero aprovechando el parón del All-Star Weekend. Al parecer, Mark Cuban se ha adelantado a las restantes franquicias interesadas y podría apuntalar el juego interior de la plantilla con un refuerzo de lujo que termina por asentar a los Mavericks como un equipo que aspira a todo en post-temporada.

Por otro lado, O'Neal ya dejó claro en su momento a los equipos interesados en él que no tiene intención de firmar por ninguno de ellos hasta que esté al 100% para regresar a las canchas tras unos meses de descanso. El ala-pívot no disputa un encuentro desde la pasada temporada, cuando militaba en Golden State Warriors. Desde entonces, O'Neal ha aprovechado este tiempo alejado de la competición para centrarse en su familia y viajes de negocios, mientras prepara su regreso a la NBA mediante entrenamientos privados en el gimnasio de su casa en Southlake, Texas, en la periferia de Dallas. Esta situación geográfica se presenta como determinante para la decisión final de un O'Neal que planea ya su vida después del baloncesto y que no quiere alejarse de su hogar actual.

Así, los Mavericks se asegurarían un refuerzo importante en la pintura, la cual se quedó ligeramente mermada con la salida de Brandan Wright a consecuencia del traspaso que acabó con Rondo en Dallas. Desde entonces, el rookie Dwight Powell ha sido el efectivo encargado de dar minutos de descanso a Tyson Chandler, pívot titular del equipo, aunque el cuerpo técnico prefiere hacerse con los servicios de un hombre veterano curtido en mil batallas, algo necesario en la liga y esencial, sobretodo, en Playoffs.

O'Neal, seis veces All-Star que ya jugó para Rick Carlisle, actual entrenador de los Mavs, durante su etapa en Indiana, promedió 7.9 puntos y 5.5 rebotes por encuentro la pasada temporada en Oakland.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes