Phil Jackson critica el uso excesivo del lanzamiento exterior

El Presidente de Operaciones de Baloncesto de los Knicks no dudó en criticar la actual tendencia en alza en la liga de abusar del lanzamiento exterior.

Jacobo León | 25 Mayo 2015 | 17:19
facebook twitter whatsapp Comentarios
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro

Con sus días de gloria en Chicago y Los Ángeles alejándose rápidamente en el espejo retrovisor del pasado, el actual Presidente de Operaciones de Baloncesto de New York Knicks, Phil Jackson, no está viviendo sus mejores años en la liga después de hacerse cargo de una franquicia que ha firmado la peor temporada de su historia.

Sin embargo, más que afrontar un ejercicio de autocrítica y realizar un balance de la nefasta temporada de los Knicks, Jackson ha optado por usar su perfil personal de Twitter para criticar la actual tendencia al alza en la NBA de abusar en demasía del lanzamiento exterior.





En los últimos quince años, la tendencia a echar mano del lanzamiento de tres puntos se ha incrementado en la liga de manera exponencial. En la temporada 2000-01, el promedio de lanzamientos exteriores por equipo ascendía hasta los 13.3 triples intentados por partido, una cifra muy inferior a los actuales 22.4 de media, lo que supone un incremento del 68.4%. En el ámbito de los equipos, a principio de siglo era Boston Celtics el 'equipo de moda' desde el perímetro, con 19.9 lanzamientos de media, una cifra ínfima e incomparable con los 32.7 que ha presentado Houston Rockets a lo largo de la regular season.

Por otro lado, los datos analíticos, tan queridos y odiados a partes iguales a día de hoy, afirman que es más rentable para los equipos acudir al lanzamiento exterior que al habitual tiro de dos. En una plantilla que presente unos porcentajes del 40% en triples y del 55% en tiros de dos, significaría, extrapolando los datos a cifras reales en anotación, que ese mismo conjunto anotaría 120 puntos por cada 100 posesiones desde la línea de tres, por tan solo 110 puntos en el mismo número de ataques con lanzamientos de dos.

No obstante, la tendencia de las franquicias debería abandonar el uso excesivo de las estadísticas y practicar el juego que mejor se adapte a los jugadores presentes en la plantilla y al estilo que quiera imponer el entrenador. Houston Rockets y Golden State Warriors practican un juego rápido, eléctrico y netamente ofensivo muy sustentado en el aporte exterior, mientras que otros conjuntos, como es el caso de Memphis (la segunda franquicia que menos triples intenta por duelo tras Minnesota), aprovechan su gran poderío interior como base de sus resultados.

Por su parte, y regresando a Phil Jackson, su temporada en New York se puede resumir de la siguiente manera: rechazar la contratación de Steve Kerr (actual entrenador del mejor equipo de la NBA), traspasar a J.R.Smith e Iman Shumpert a precio irrisorio, perder el pick nº2 y la grave lesión de Carmelo Anthony. Este verano tocará trabajar, y mucho, en las oficinas de 'La Gran Manzana'.