El futuro de Atlanta Hawks ¿Y ahora qué?

Muchos se preguntan si la franquicia de Georgia, actualmente en proceso de venta, seguirá siendo competitiva más allá de esta temporada.

Roberto Carlos Mateos | 27 Mayo 2015 | 15:15
facebook twitter whatsapp Comentarios
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro

Este martes de madrugada los Atlanta Hawks se despidieron de una temporada histórica en el Quicken Loans Arena, tras perder el cuarto partido de la eliminatoria de Finales de Conferencia por un contundente 4-0 en el global de la serie. Cae eliminado estrepitosamente el mismo equipo que no perdió ni un partido en el mes de enero, completando un periodo de 30 días para la historia, ganando 17 partidos seguidos, lo que les ayudó para sumar solo dos derrotas en 35 encuentros este pasado invierno. Muchos se preguntarán ahora ¿qué pasará con los Hawks?

A la pregunta de si los jugadores que dirige Mike Budenholzer seguirán siendo competitivos -y dominantes- en la Conferencia Este a corto plazo nadie puede responder a estas alturas. Para los Hawks la temporada 2014-15 ha sido histórica en cuanto a resultados, pero con un amargo final. Cuatro presencias en el All-Star, el mejor mes de la historia de un equipo NBA, premio al mejor entrenador de la temporada para Budenholzer, además del respeto, reconocimiento y admiración de toda la liga ante la mayor y más agradable sorpresa de la temporada a nivel de equipo, con permiso de los Warriors.


Cuatro derrotas seguidas contra los Cavaliers que se antojaban inimaginables hace apenas tres meses, cuando cuatro jugadores de la plantilla fueron convocados para disputar el All-Star Game por primera vez en la historia de la franquicia del estado de Georgia, que no olvidemos sigue inmersa en un proceso de venta.

Equipo con futuro

Toca recuperarse del palo sufrido en estas Finales de Conferencia ante Cleveland y seguir por el mismo camino que les ha llevado a liderar la clasiifcación en el Este en Temporada Regular. Muchos de los jugadores importantes de la plantilla tienen uno y dos años de contrato por delante, pero tocará renovar a dos que terminan contrato y serán agentes libres no restringidos; uno es Paul Millsap (30 años), que ha sido All-Star por segundo año consecutivo, y sobretodo al emergente DeMarre Carroll, que puede ser una de las piezas claves del futuro de este equipo.

Jeff Teague cumplirá 27 años en unos días y tiene por delante dos de contrato a un precio muy asequible para el rendimiento que ha tenido este curso (8 millones de dólares por temporada), lo mismo que pasa con Dennis Schroder (siendo el segundo opción del equipo). A Kyle Korver también le quedan dos temporadas de su contrato actual (por 5,7 y 5,2 millones de dólares) pero a sus 34 años su rendimiento empezará a resentirse -hoy mismo pasará por el quirófano por la lesión sufrida en la serie ante los Cavs-.


Por dentro tampoco estan mal posicionados; Al Horford a sus casi 29 años ha vuelto este año a su mejor nivel. El dominicano ha jugado su tercer All-Star, el primero desde 2011 y el que viene será su último año de contrato (12 millones) antes del verano de 2016 en el que los contratos se inflarán por el nuevo contrato televisivo. Por otra parte el joven Mike Muscala ha dado señales de que puede tener una carrera exitosa en la NBA y Budenholzer ha tomado buena nota de ello.