El MVP aparece para poner a los Warriors 3-2 en las Finales de la NBA

Golden State Warriors pasó por encima de un inmenso LeBron James y viajará a Cleveland con la opción de conquistar el Campeonato de la NBA.

Golden State Warriors aprovechó la vuelta a casa para poner el 3-2 en las Finales de la NBA en un partido donde al fin se pudo ver a un Stephen Curry al nivel de la temporada regular.



Tres triples en el último cuarto del MVP sentenciaron un partido en el que acabó con 37 puntos, superando otra impresionante actuación de LeBron James que logró otro triple-doble (40 puntos, 14 rebotes y 11 asistencias). Curry anotó 17 puntos en el último cuarto, donde se decantó la balanza para que finalmente el encuentro acabara 104-91.



El efecto Dellavedova se esfumó ante un Stephen Curry que jugó con el australiano, demostrando que el talento también se impone sobre la defensa. La primera de las dagas que Curry clavó a los Cavs llegó a falta de siete minutos para el final. El base de los Warriors quedó emparejado con Dellavedova, a quien dribló de manera espectacular para culminar la jugada con un 'fadeaway' marca de la casa. La canasta daba una ventaja de dos puntos a los Warriors que únicamente aumentó hasta el final.

WOW. Stephen Curry! #NBAFinals #NBAvine



Pero el MVP quería más y siguió castigando al australiano desde el exterior en una actuación sublime desde el triple, al menos en los últimos minutos de partido. Esta vez fue con un triple tras driblar a dos jugadores de los Cavs, la canasta ponía a los Warriors diez puntos por delante, y al Oracle Arena a los pies de Stephen Curry.



No había posibilidad de recuperarse para Cleveland tras el mazazo. Tras cuarenta incansables minutos de baloncesto, todo el esfuerzo se fue por la borda cuando Curry se dedicó a ser Curry en el último cuarto.



Pero no importa si los Cavaliers ganan o pierden, LeBron James siempre es LeBron James. El esfuerzo sobrehumano del alero se vio de todas las formas posibles. En la primera parte, literalmente participó en todas las canastas de su equipo.




Otro triple-doble, el sexto de su carrera en unas Finales de la NBA, que lo deja sólo a dos del récord que ostenta Magic Johnson (8).



Tampoco hay que caer en el error de darle todo el crédito de la victoria a Stephen Curry, ya que André Iguodala volvió a ser determinante en ambos lados de la cancha en un minuto donde le dio la vuelta al partido con tres acciones que supusieron que los Warriors se despegaran, y que compensó sus nueve errores consecutivos desde la línea de tiros libres posteriormente.



El próximo partido será la madrugada del martes en Cleveland y las esperanzas de los Cavs se resumen a lo de siempre, ¿cuánta gasolina le queda a LeBron James en el depósito?

LA APUESTA del día

Comentarios recientes