Joe Alexander consigue una nueva oportunidad en Sassari

Considerado uno de los mayores errores del Draft 2008 (#8), el ex-jugador de Maccabi Electra Tel Aviv consigue una nueva oportunidad en el baloncesto europeo

David Gómez-Pantoja Ruiz | 03 Ago 2015 | 08:00
facebook twitter whatsapp Comentarios
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro

Joe Alexander, hasta ahora jugador del Maccabi Electra Tel Aviv y ex-jugador de los Milwaukee Bucks, ha alcanzado un acuerdo con el Dinamo Sassari italiano para incorporarse a la disciplina del conjunto transalpino.

Según adelanta el portal Sportando, Alexander, de 28 años, habría cerrado su pase al actual campeón italiano con unas condiciones contractuales que por el momento se desconocen. El jugador estadounidense nacido en Vietnam disputó la pasada campaña en las filas del Maccabi Electra Tel Aviv, su primera temporada real en Europa tras una primera incursión en 2011 con el Kranye Krylia Samara que quedó casi en una anécdota tras ser detectada una fractura por estrés en la tibia de su pierna izquierda. Su temporada en el equipo israelí acabó con una media de 4'5 puntos por encuentro en Euroliga, con un papel de rotación limitado a poco más de 10 minutos por encuentro.

El ex-jugador de los Milwaukee Bucks fue seleccionado en la posición número #8 del Draft 2008 y fue considerado en su momento como el mejor atleta de todos los jugadores, por delante incluso de jugadores como Derrick Rose o Russell Westbrook. Su buen resultado en las pruebas físicas previas al Draft le permitió colarse en la octava elección de un Draft en el que un gran grupo de jugadores con buenas carreras NBA fueron seleccionados por detrás de él como Serge Ibaka, DeAndre Jordan, Nicolas Batum o Roy Hibbert. Es considerado por muchos expertos como el gran error del Draft 2008 junto a Michael Beasley.

El campeón italiano añade así una pieza más para su proyecto de la próxima temporada en la que un buen papel en Euroliga será el principal objetivo, siendo además una nueva oportunidad para Joe Alexander de demostrar su valía un año más pese a los problemas físicos que han marcado su carrera.