En pocas palabras

Un tiempo muerto evita la victoria de los Raptors

Jacobo León | 18 Dic 2015 | 11:00
facebook twitter whatsapp Comentarios

Los Raptors no tuvieron una de sus mejores noches en la visita a la cancha de los Hornets. Pese a ir por debajo en el marcador durante gran partido del encuentro, un arreón final permitió a la franquicia canadiense remontar una diferencia de doce puntos y afrontar los últimos instantes del partido con posibilidades reales de llevarse la victoria a casa.

A pocos segundos para el final con un empate a 99 en el marcador, Kemba Walker asumió la responsabilidad del último lanzamiento para intentar dar la victoria a su equipo. Sin embargo, el base perdió el balón, el cual cayó en manos de DeMar DeRozan a tres segundos para el final.

El escolta corrió la cancha a toda prisa para anotar un espectacular triple desde doce metros a siete décimas para el final. Un lanzamiento que hubiera supuesto el triunfo...de no ser porque los Raptors solicitaron un tiempo muerto apenas un instante antes de que DeRozan realizara el tiro.

En su lugar, Lowry intentó un triple a la desesperada que no llegó ni a tocar el aro y los Raptors fueron arrollados en la prórroga de la mano de Jeremy Lin (35 puntos) y Kemba Walker (27 puntos y 7 asistencias).