Estados Unidos despierta a España del sueño del oro

El Team USA no estuvo ni de lejos a su mejor nivel, pero aprovechó a la perfección los pocos resquicios que dejó España. Pau jugó, y anotó 23 puntos.

El Team USA logra una victoria mediocre ante España
El Team USA logra una victoria mediocre ante España

El Team USA volvió a ejercer de verdugo de España, que volvió a quedarse con las ganas del oro olímpico y deberá conformarse con luchar por el bronce por culpa del conjunto estadounidense, a pesar de obligar a los norteamericanos a realizar el peor juego del torneo olímpico y su peor anotación de todo el torneo (76-82).

Fue un partido en el que el guión fue perfecto para las opciones de los de Sergio Scariolo, a pocos puntos y con nada de brillo por parte de las grandes estrellas como Kevin Durant (14 puntos) o Carmelo Anthony (7 puntos) estuvieron irreconocibles, pero en el que todos los pequeños detalles cayeron del lado estadounidense.

El primero, el trío arbitral se encargó de castigar en exceso y de forma incomprensible al equipo español con técnicas que hincharon en exceso el colchón de Estados Unidos en el primer cuarto (17-26). Jugadores titulares como Nikola Mirotic o Ricky Rubio se cargaron de faltas, y eso sin contar con los habituales arbitrajes a medida para los de Mike Krzyzewski.

Sin embargo, el empuje de un Pau Gasol descomunal pese a su lesión de gemelo (23 puntos que le hacen convertirse en el máximo anotador de la historia de España y 8 rebotes) mantenía a España en la pelea al descanso. Únicamente el rebote ofensivo y la mala defensa sobre DeAndre Jordan (9 puntos y 16 rebotes) y Klay Thompson (22 puntos) mantenían al Team USA arriba.

En el tercer cuarto, el único jugador que demostró personalidad suficiente de entre los favoritos al oro, Kyrie Irving (13 puntos), anotó las canastas decisivas para que la remontada española se hiciera muy cuesta arriba, mientras que Juan Carlos Navarro entendió cómo hacer daño al rival aunque no con el acierto deseado (9 puntos).

En los compases finales, los arreones capitaneados por Sergio Rodríguez (11 puntos) y un casi desaparecido Nikola Mirotic (7 puntos) hicieron soñar a falta de 5 minutos para el final y mantener la cabeza alta, pero la falta de acierto que persiguió a España durante todo el partido allanó el camino para que la Estados Unidos menos brillante desde Atenas 2004 se abriera paso hacia la final.

Comentarios recientes