Indiana Pacers entra en crisis y Paul George pide más unión

Los de Indianapolis cayeron anoche por un contundente 100-122 frente a Charlotte Hornets, y llevan un balance de 3-4 en este inicio de temporada.

Iñaki González | 08 Nov 2016 | 13:40
facebook twitter whatsapp Comentarios
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro

Muchos fueron (entre los que un servidor se incluye) los que señalaron a los Indiana Pacers como uno de los equipos que mejor se ha reforzado este verano, y también como uno de los candidatos junto a Toronto Raptors y Boston Celtics para llegar a Las Finales de la Conferencia Este (dando por hecho que Cleveland Cavaliers tiene la otra plaza casi segura). Pero lo cierto es que el proyecto no ha empezado tal y como se esperaba.

Anoche, sin ir más lejos, los de Nate McMillan sufrieron una dura derrota por 100-122 en su visita a los Charlotte Hornets, y tras este nuevo tropiezo se han colocado con un balance de 3 victorias y 4 derrotas. Pero más allá de ese balance, el gran problema que está teniendo Indiana Pacers en este inicio de temporada es de sensaciones, ya que no se les ve con una idea clara de juego ni unidos como equipo.

De hecho, en este último punto ha hecho hincapié en las últimas horas Paul George, gran estrella del equipo. "No estamos unidos. Estamos todos fuera de control, y eso lleva a que no haya ni confianza, ni química, ni creencia. Estamos un poco sin vida ahora mismo", ha señalado de manera contundente el alero tras la derrota frente a Charlotte Hornets.

Realmente, mirando los partidos de Indiana Pacers, vemos que el problema lo están teniendo como visitantes, ya que ahí cosechan las cuatro derrotas, y lo hacen además por una media de 16,5 puntos. Por contra, cuando juegan en el Bankers Life Fieldhouse bajo el amparo de su público, solo conocen la victoria y de manera cómoda, ya que promedian una ventaja de 11 puntos en cada una de esas victorias.

"Obviamente sabemos que estamos mejor en casa, pero tenemos que empezar a lograr victorias cuando jugamos fuera", ha asegurado Thaddeus Young, uno de los fichajes del equipo este verano. Y su próximo partido fuera de casa, que será el 12 de noviembre contra Philadelphia 76ers puede ser una gran oportunidad para cambiar la dinámica.