Wade, sobre su vuelta a Miami; "Ha sido el partido más extraño de mi vida"

No tuvo una noche fácil en su primer enfrentamiento con los Heat en Miami aunque su equipo ganó y fue ovacionado por las gradas.

Los Chicago Bulls sumaron la pasada madrugada su quinta victoria de la temporada -en nueve partidos disputados hasta la fecha- ante los Miami Heat por un ajustado 98-95 y vuelven a tener un balance positivo. El encuentro tuvo un solo protagonista, y no por que tuviese una gran actuación individual. Dwyane Wade regresaba a la que había sido su casa durante toda su carrera hasta este verano, en el que sus diferencias con Pat Riley -y posiblemente sus ambiciones económicas- le llevaron a salir de la franquicia a la que ha dado sus mejores años de baloncesto.

El escolta de 35 años reconocía tras terminar el encuentro que había sido el partido más extraño que ha jugado en sus 14 años como profesional. La cálida bienvenida que le brindó el Americans Airlines Arena, y la rara sensación de que las gradas vitoreasen sus canastas con más pasión que las de el equipo local anticipaban que el jugador tendría sensaciones encontradas en este primer reencuentro.

"Ha sido el peor baloncesto que he jugado en toda mi vida. Ha sido tan extraño que solo quería que terminase cuánto antes"

Wade terminó el partido con 13 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias y 1 robo de balón en 32 minutos sobre el parqué. Acertó solo con 5 de sus 17 intentos de lanzamiento a canasta y perdió 3 balones, por lo que fue el que peor puntería tuvo de su equipo y el que más posesiones desperdició, una dinámica a la que desde luego no nos tiene acostumbrados.

Comentarios recientes