El Real Madrid vuelve a forzar la prórroga y se clasifica para la final (99-103)

Baskonia ganaba de ocho puntos en los minutos finales, pero sus errores dieron vida a un Madrid que volvió a mostrar un gran caracter para remontar.

Iñaki González | 18 Feb 2017 | 21:09
facebook twitter whatsapp Comentarios
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro

La Copa del Rey 2017 está siendo la Copa de las prórrogas para el Real Madrid. Y es que los de Pablo Laso forzaron el tiempo extra el otro día contra el MoraBanc para acabar ganando y hoy la historia se ha vuelto a repetir en las semifinales contra el Baskonia para llevarse el triunfo por 99-103. Un triunfo que les clasifica para la final de mañana.

Va a ser difícil que en lo que queda de Copa del Rey 2017 vivamos unos 45 minutos de tanta calidad y emoción, porque más allá del resultado, tanto Baskonia como Real Madrid han honrado a este deporte llamado baloncesto con el partido de semifinales que han jugado.


El partido comenzó con el ambiente que se esperaba, y ese era hostil hacia el Real Madrid por la gran mayoría del público que llenaba las gradas del Fernando Buesa Arena. Y ese ambiente dio alas al Baskonia, que con un punto más de intensidad que su rival llevó el tempo del partido en este primer cuarto, que terminó con un 20-15 a favor de los de Sito Alonso.

Pero el guión cambió en el segundo cuarto y lo hizo gracias a la irrupción, una vez más, de un Luka Doncic que maneja el juego de una manera impropia para un chico de 17 años. De la mano del esloveno, que anotaba, dirigía, asistía y reboteaba, es decir hacía de todo, el Real Madrid se convirtió en el amo y señor de la cancha del Fernando Buesa Arena, y con un parcial total de 15-29 se marchó a vestuarios con un 35-44 a su favor.


En los primeros minutos del tercer cuarto el Real Madrid siguió con el rodillo, y se vio pronto con un 37-50, dejando la sensación de que el partido podía romperse. Pero cuando peor pintaba la cosa para los locales, llegó al rescate el trío formado por Shane Larkin, Rodrigue Beaubois y Adam Hanga con un parcial de 11-0 volvió a dejar todo en un pañuelo (48-50). Los de Pablo Laso lograron frenar esa reacción baskonista para cerrar el tercer cuarto con cuatro puntos de ventaja (64-68).

Con el marcador tan apretado y las gradas animando a más no poder a los vascos, en este último cuarto apareció un Rodrigue Beaubois que sacó a relucir su enorme repertorio ofensivo para desarbolar a un Real Madrid que se vio con un 87-70 en su contra a falta de poco más de tres minutos. Los de Pablo Laso estaban de nuevo contra las cuerdas, pero una vez más no se vinieron abajo, y supieron aprovechar los muchos errores del Baskonia en estos minutos finales para revivir y forzar la prórroga tras un triple de Llull a falta de 35 segundos y tras sendos fallos posteriores de Larkin y el propio Llull (89-89).


Y en la prórroga de nuevo el Real Madrid se movió como pez en el agua, aunque en esta ocasión de la mano de Gustavo Ayón. El mexicano firmó en estos minutos dos acciones de 2+1 y robó un balón faltando un minuto que acabó de matar las esperanzas baskonistas.


El Real Madrid ha estado virtualmente fuera de la Copa del Rey 2017 el jueves y hoy, pero lo cierto es que los de Pablo Laso en la realidad estarán mañana en la final.