Kyrie Irving; "Estaré preparado cuando tenga que coger el relevo a LeBron"

Aún quedan varios años para que llegue el momento de ceder el liderazgo, pero el base de 25 años confía en estar preparado para ello.

Roberto Carlos Mateos | 02 Jun 2017 | 12:01
facebook twitter whatsapp Comentarios
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro

LeBron James tiene 32 años, y después de 14 temporadas en la NBA a pleno rendimiento y con una acumulación de kilómetros en sus piernas comparable a poquísimas carreras en la historia de la liga, su ocaso se vislumbra cada vez más cerca, aunque el cuatro veces MVP se empeña en convencernos con hechos de que es como el buen vino y mejora con los años.

Su liderazgo en los Cavaliers les ha llevado a tres Finales seguidas, legado al que sería justo sumar las cuatro que alcanzó en cuatro temporadas cuando fue el jugador franquicia en su etapa en Miami Heat. Un total de siete Finales seguidas, tres campeonatos y tres MVP de las Finales. En definitiva; quién quiera coger el relevo en Cleveland va a tener muy complicado mantener las expectativas todo lo alta que están ahora.

Estos Cavs y LeBron son lo único que se interpone entre el destino y los Warriors para que los calfiornianos no formen una dinastía parecida a la de los Celtics de Bill Russell. Pero ¿qué pasará cuando LeBron se retire o de un paso atrás en cuánto a responsabilidades con el equipo? Para eso está Kyrie Irving, quién es siete años más joven que James, aunque no lleva siete temporadas menos en la liga, ni ha jugado 8 Finales como King James, y con mucho menos recorrido en Playoffs en sus espaldas.

En declaraciones a ESPN, el base de 25 años aseguró estar preparado para recoger el testigo cuando quiera LeBron;

"Cuando llegue el momento estaré preparado. Ahora estoy muy contento por poder ser importante en un segundo plano. Tengo menos presión y creo que eso es muy bueno para mí",

Irving subrayó que está dispuesto a asumir más galones cuando la situación lo requiera. El cuatro veces All-Star ha demostrado a lo largo de su todavía corta carrera en la NBA que tiene sangre de campeón y se crece en la adversidad, nunca defraudando cuando su equipo más le necesita, como en las Finales del año pasado.

De momento, al que sí ha relevado es a Paul George en la portada del videojuego NBA 2K18.