Las tres decisiones que han herido de muerte a los Cleveland Cavaliers en menos de un mes

Si se consuma la previsible salida de Kyrie Irving, las predicciones no son nada optimistas para los dominadores del Este en los últimos tres años.

Roberto Carlos Mateos | 04 Ago 2017 | 12:13
facebook twitter whatsapp Comentarios
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro
BlogdeBasket, baloncesto en estado puro

No corren buenos tiempos para ser aficionado de los Cleveland Cavaliers. Después de tres años consecutivos llegando a las Finales, dominando la conferencia este con una autoridad insultante, y consiguiendo el primer campeonato de la historia de la franquicia, este verano puede marcar un punto y final para la particular dinastía oriental liderada por LeBron James, quien no olvidemos ha encadenado siete Finales seguidas.

A perro flaco todo son pulgas

Vamos a tratar de exponer las tres decisiones en las últimas cinco o seis semanas que han marcado la caída en picado de las proyecciones de los Cavs para la próxima temporada sin saber muy bien si unas han afectado o motivado a las demás. Lo que es seguro es que todas ellas ya han tenido y tendrán consecuencias que afectarán al devenir del equipo en los próximos años.

1- No renovar a David Griffin

Dan Gilbert no quiso pagar debidamente a un directivo que ha conseguido mantener unido a un vestuario bajo el liderazgo de LeBron James, quien parecía el único que lloró públicamente su marcha, algo resentido porque nadie le consultó.

Lo que parecía una decisión menor del propietario del equipo podría ser determinante para el futuro de King James, quien podría haber perdido poder dentro de la organización tras el adiós de Griffin.

2- Inmovilidad en el mercado

La superioridad de los Warriors en las últimas Finales -sin bajas importantes en ningún bando- denota lo lejos que están Cleveland y Golden State. Lo normal si se quiere acortar esta distancia es impulsar cambios profundos en la plantilla.

Teniendo a Kyrie Irving en la puerta de salida y a Kevin Love con su valor en alza tras su mejor temporada desde que llegó a Cleveland, es inexplicable que un equipo aspirante a volver a las Finales no ha sabido moverse en el mercado para atraer a alguna estrella, como Chris Paul, Jimmy Butler o Paul George, quienes han desembocado en destinos más alejados de las Finales que los Cavs. Este conservadurismo podría estar motivado por la directiva descabezada sin David Griffin.

La adquisición a bajo coste de Derrick Rose para suplir la casi segura marcha de Kyrie Irving no es más que otra señal inequívoca de que el proyecto empieza a oxidarse.

3- Esperar que Kyrie Irving cambie de opinión

Los Cavaliers sabían desde la semana después de que terminasen las Finales que su base titular se quería marchar. Prefirieron mirar para otro lado mientras el resto de equipos hacían grandes movimientos en el mercado tanto de traspaso como de agentes libres. En Cleveland prefirieron sentarse a esperar a que las aguas volvieran a su cauce, lo que de momento está muy lejos de suceder.

¿No significará todo este proceso que en Ohio ya están planeando una reconstrucción?