Anthony, LeBron, Durant, Garnett… ser Jordan no está de moda

Las prisas por ganar (por juventud o por exceso de madurez) hacen que pocas sean las estrellas que se mantienen fieles a sus colores

Anthony Davis vs. Michael Jordan.
Anthony Davis vs. Michael Jordan.

Anthony Davis ha pedido ser traspasado. Es una noticia que, pese a que ha caído como una bomba (por lo inesperado del momento, todo el mundo lo esperaba el próximo verano), no puede causar sorpresa a nadie. Si los Pelicans este año no arrancaban, 'La Ceja' no iba a renovar e iba a pedir marcharse. Y eso es lo que ha ocurrido.

Lo curioso es que ha pasado a unos días apenas de que se cierre el mercado por lo que, o sabe que puede tener una oferta ahora mismo interesante, o se la jugado un poco y los Pelicans pueden mandarle año y medio a cualquier franquicia en reconstrucción con la que gane menos partidos.

El caso es que, tarde o temprano (lo más probable es que sea el próximo verano), Davis se va a marchar. Necesita mejores compañeros para ganar. Necesita más estrellas como él. Jugadores como Holiday, Mirotic, Okafor o Randle no bastan. Como no le bastaban sus compañeros de los Cavs a LeBron James cuando se fue a Miami, los de los Thunder a Kevin Durant cuando se marchó a Golden State o los de los Wolves a Kevin Garnett cuando puso rumbo a Boston.

Ser el jugador franquicia de una franquicia vale de poco. La época de Michael Jordan se acabó. Ya nadie aguanta. Ya nadie es tan bueno como para ganar "solo". Y Davis es uno más de esos jugadores estrella que (a la mínima) sale por la puerta de atrás de su casa. Del equipo que apostó por él. Del equipo con el que se ha convertido en el mejor pívot de la liga.

A mi parecer, mientras las estrellas se sigan reuniendo, serán menos estrellas. Porque cuando necesitas a otro para ganar, eres menos. Pero si lo que importa es ganar, más allá de los colores, más allá de la satisfacción de hacerlo en tu equipo de toda la vida, entonces no hay nada más que hablar.

No hay nada que hacer en el sentido de las votaciones al mejor jugador de todos los tiempos. El GOAT, se pongan como se pongan, seguirá siendo Michael Jordan durante mucho tiempo. Mucho tiempo.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes