Los insultos racistas en la NBA salen muy caros

A pesar de hallarnos en pleno siglo XXI, el racismo es un tema candente en el deporte y la NBA no es excepción. La liga está formada predominantemente por deportistas de raza negra, pero los insultos xenófobos van a salir muy caros. La organización busca erradicar uno de los problemas de la sociedad, aunque la polémica entre Russell Westbrook y un aficionado de los Utah Jazz continúa.

La parte demandante (el aficionado) pide que se le den 68 millones por daños y perjuicios, a los que habría que sumar otros 32 que pide su pareja. Aun así, ambos están expulsados de por vida del Vivint Smart Home Arena y la liga se ha posicionado de parte del ex jugador de Oklahoma City Thunder y de la franquicia de Salt Lake City. El proceso judicial continúa, pero la unión de organización, jugadores, directivos y todo el mundo de la NBA continúa cada vez más fuerte para buscar que la sanción por insultos racistas sea mayor, hasta que ya no existan.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes