Damian Lillard y su cruzada particular por afianzarse como gran estrella

El de Portland se ha convertido en el primer jugador de la historia en promediar más de 45 puntos y 10 asistencias en seis partidos seguidos.

Diego Jiménez Rubio | 03 Feb 2020 | 15:55
facebook twitter whatsapp Comentarios
Damian Lillard entra en la historia de la NBA. Foto: gettyimages
Damian Lillard entra en la historia de la NBA. Foto: gettyimages

La historia se construye de hazañas como las que está logrando Damian Lillard en los últimos tiempos y su nombre merece ser glosado y puesto en valor como merece. A sus 29 años, el californiano ha tenido que sufrir mucho para ver reconocida su calidad y bien conocida por todos es su infatigable lucha por ser convocado para el All-Star. Una vez conseguido y habiendo confirmado su compromiso más firme con Portland Trail Blazers, parece decidido a elevar su juego a un estatus superior, ayudando a su equipo a ver la luz al final del túnel y, sobre todo, reafirmándose como uno de los mejores jugadores de la liga.

Con su equipo en tierra de nadie, buscando los playoffs más por inercia que con convencimiento, y sin que las piezas hayan terminado por encajar, Lillard se ha echado el equipo a las espaldas y su rendimiento no hace más que crecer. En los 48 partidos disputados esta temporada promedia 29.8 puntos y 7.9 asistencias, con porcentajes notables como son 46.3% en tiros de campo y 39.7% en triples. Estos datos que ya se antojan merecedores de una gran estrella, alcanzan un estatus superior cuando se desgranan temporalmente, al ver cómo las prestaciones de Damian han subido exponencialmente en los últimos seis partidos.

Warriors, Mavericks, Pacers, Rockets, Lakers y Jazz han sufrido a un Lillard absolutamente desatado. Prueba de ello es el hecho de que se ha convertido en el primer jugador de la historia en anotar, al menos, seis triples en seis partidos consecutivos. Pero su actividad no ha sido la de un anotador compulsivo, sino que ha hecho jugar a sus compañeros. La victoria para los de Oregon se produjo en cinco de esos seis enfrentamientos, gracias a las asistencias de un hombre que se ha convertido en el primero en toda la historia en promediar 45 partidos y 10 asistencias en seis encuentros consecutivos.

Adquiere aún más mérito hacer esto con seis partidos tan concentrados en el tiempo, superando el desgaste físico y mental producido. El Staples Center asistió a una auténtica exhibición de un Lillard que al día siguiente, en casa ante los Utah Jazz, volvió a cuajar un partido esplendoroso. Estos han sido sus números distribuidos en los últimos duelos que permiten a Lillard entrar en una esfera suprema en la historia de la NBA.

20 de enero vs Golden State Warriors: 61 puntos, 10 rebotes y 7 asistencias

23 de enero vs Dallas Mavericks: 47 puntos, 6 rebotes y 8 asistencias

26 de enero vs Indiana Pacers: 50 puntos 6 rebotes y 13 asistencias

30 de enero vs Houston Rockets: 36 puntos, 10 rebotes y 11 asistencias

1 de febrero vs Los Angeles Lakers: 48 puntos, 9 rebotes y 10 asistencias

2 de febrero vs Utah Jazz: 51 puntos, 2 rebotes y 12 asistencias